“Las políticas públicas del municipio apuntan a mejorar la calidad de vida de los vecinos”

Alimentar, preservar la salud y educar a la población serán la clave para consolidar una sociedad más justa y democrática.
En nuestro país, el problema del acceso a los alimentos y la satisfacción de necesidades alimentarias no cubiertas han sido considerados desde hace décadas componentes centrales de un sinnúmero de iniciativas públicas- estatales.
El surgimiento de comedores comunitarios en barrios pobres forma parte de este conjunto de acciones que fueron emergiendo como distintas intervenciones territorializadas de asistencia alimentaria junto con la incorporación, de manera heterogénea y fluctuante, de las organizaciones de la sociedad civil en la implementación y ejecución de programas y políticas sociales. “Estas iniciativas se han ido configurando como una respuesta más a la satisfacción de necesidades alimentarias en el seno de la asistencia social”, manifestó el secretario de Acción Social del Municipio de Rosario de la Frontera, Lic. José Matías Calderón.
En ese sentido, el funcionario consideró que “las relaciones sociales, vínculos políticos, redes, recursos estatales y necesidades alimentarias insatisfechas que ‘estructuran’ ese plato de comida brindado, y esa organización específica para brindarlo, permiten pensar el espacio social producido y reproducido por los comedores, y pensar a su vez los alimentos y las prestaciones brindadas bajo diferentes entramados político-sociales que darán cuenta de más complejidades en torno al estudio de la alimentación y las políticas alimentarias”.
Por otra parte, Calderón señaló que “alimentar, preservar la salud y educar a la población objeto serán la clave para consolidar una sociedad más justa y democrática”  asimismo agregó que “pensar en los beneficios otorgados por el Estado Nacional para la construcción y efectivización de Derechos nos llevará a pensar en una ciudadanía”.

Barrio San Martín

En el caso puntual con el Bº San Martín, lugar donde la mayoría de las familias son de escasos recursos, las políticas alimentarias constituyen una forma de distribución secundaria de la riqueza, dirigida a hijos de trabajadores informales y los hijos de los desocupados.
Las propuestas ofrecidas de acción e intervención, por modestas que sean o parezcan, reparen y/o prevengan los agudos niveles de malestar social en el cual el barrio se ve inmerso. 
“Lo que buscamos como gestión es conectar políticas públicas que apunten hacia el mejoramiento de la sociedad, con alternativas que apunten a la inclusión y no la exclusión; hacia la equidad y no hacia la injusticia social, hacia el fortalecimiento de un Rosario pensado para todos y no a la dualización de sus habitantes, con derechos marcadamente diferenciados, según pertenezcan a una u otro sector social”, expresó el funcionario de Rosario de la Frontera.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...