El ataque del presidente Alberto Fernández “congeló” a los clubes

Contundente. Aníbal Fernández no dio vueltas para marcarle la cancha a los clubes, que siguen sin reaccionar.
Es que el sábado por la noche, hablando en un programa de televisión, el presidente de la Nación fue categórico al asegurar que “el Estado no está para promover el fútbol, que es un deporte profesional con mucho apoyo económico. Está para sostener el deporte olímpico, mayoritariamente individual, que es el que más dificultades tiene para desarrollarse”.
Con ese tono inició una serie de ataques “misilísticos“ contra los dirigentes del fútbol argentino y, como si fuesen perdiendo por goleada, durante la jornada dominguera la reacción fue nula. Claro, que mostrar una respuesta en este momento tan crítico para el fútbol, podría ser letal para este mundo de especulación y obsecuencia coyuntural de muchos dirigentes.
Pero, qué dijo el jefe de Estado. Primero le pegó a los clubes en general y después se refirió a la vuelta a los estadios.
“Los dirigentes tienen que pensar en el fútbol que quieren”, en clara referencia a las decisiones de la AFA y los clubes, a los que calificó de ser “víctima de una Argentina que vive únicamente pensando en la coyuntura”.
Habló de exportar jugadores y repensar qué hacer con las inferiores, algo muy rechazado en el negocio grande de representantes, dirigentes y clubes.
En ese sentido parece seguir la línea de su antecesor en la Rosada de Balcarce 50, Mauricio Macri, cuando en marzo de 2016 propuso convertir a los clubes en empresas privadas.
“Si el club va a la quiebra y desaparece uno no puede ser de otro equipo. Se te muere algo dentro tuyo. Hay que aceptar que los modelos evolucionan y habrá que convivir”, había dicho en ese momento.
El que primero contrarrestó fue el presidente de Lanús, Nicolás Russo, al remarcar que “empiezan a venir capitales, ponen nombres fantasmas y terminan siendo dueños de cinco clubes, esto pasa en el mundo”. Clarito.
Cabe recordar que ya en 2001, cuando era el máximo dirigente de Boca, Macri propuso una reforma para avalar el ingreso del capital privado a los clubes, pero su moción fue rechazada por Julio Grondona. 
Perdió por 38 a 1.
De todos modos hoy la realidad en Argentina es otra frente a la pandemia de coronavirus que golpea al mundo y el mandatario no fue ajeno a eso al señalar, con respecto a la vuelta del fútbol, que “no sé si todos estarán en condiciones de cumplir los protocolos, ahí también está en juego un tema económico y demás y no sé si todos están en condiciones de jugar dos veces a la semana”.
“El fútbol tenemos que manejarlo con cautela y volver con público sería una locura”, sentenció, para dar pocas expectativas de retornar a las canchas.
Los clubes, ahogados, deben seguir repensando el futuro que desean, fuera de mezquindades y negocios que solamente perjudican sus arcas y los sueños de miles de hinchas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...