Una vez más, un nutrido grupo de empleados del hospital de Cafayate se apostaron esta mañana en la entrada del edificio para exigir al Gobierno que los pase a planta permanente y dejar de ser trabajadores precarizados.

Cristina Haviar, delegado de ATE local, explicó que hay en total “unos 40 empleados de los hospitales de todos los Valles Calchaquíes de la provincia que están trabajando en condiciones precarias, con contratos basura y sin los beneficios de ley”.
“Por eso le exigimos al Gobierno que le de una solución a esos compañeros, algunos de los cuales tienen hasta 12 años de antigüedad y nunca consiguieron que los nombren empleados de planta permanente”, agregó el gremialista.

Entre los precarizados de los hospitales del Valle hay médicos, enfermeros, técnicos y personal de mantenimiento. “Esta gente tiene sueldos de entre 10 y 18 mil pesos, lo que es una verdadera vergüenza”, dijo Haviar a El Tribuno.
El sindicalista anadió que los ánimos del personal precarizado se vieron exaltados la semana anterior cuando llegó un odontólogo recién nombrado por el Gobierno, como personal de planta permanente y con una categoría elevada. “Aquí ya hay 6 dentitas y no se necesita otro. Pero nos faltan otros especialistas que tampoco nos nombran”, dijo Haviar.

Para terminar, el delegado de ATE anunció que si no hay soluciones la semana que viene habrá un paro de 48 horas en los hospitales de todo el Valle Calchaquí

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...