Temen el colapso de los hospitales del Valle de Lerma por la pandemia

Son 80 los casos acumulados en el Valle de Lerma, con un fallecido, y 90 los aislados actuales, de forma preventiva, por haber tenido contacto estrecho con alguno de los contagiados que ya dieron positivo.

El desborde sanitario se nota a simple vista en todos los nosocomios de la región.

Los casos positivos ahora son aislados con vigilancia epidemiológica en sus domicilios particulares, si son casos leves o asintomáticos, al igual que los contactos estrechos que esperan los resultados para saber si son positivos para COVID-19.

Este panorama sanitario obligó a varios hospitales a restringir al mínimo la atención al resto de la población.

Restricciones y pedidos

En Campo Quijano se exhortó a los vecinos al voluntariado de Defensa Civil que fortalezca las estructuras del hospital local, en procura de dar respuestas a la ciudadanía ante la pandemia. Otros nosocomios solicitaron a los vecinos solamente acudir a las guardias médicas "solo en casos de gravedad".

Pasa que para una población pauperizada, sin obra social y sin recursos económicos, la atención privada es casi inalcanzable. "Hacemos un esfuerzo sobrehumano, estamos muy expuestos y nos falta personal de reemplazo. Tenemos tres personas del equipo de salud con coronavirus. Por ahora podemos contener, pero si los casos aumentan será muy complicado", contó en estricto off de récord una fuente hospitalaria de El Carril a El Tribuno.

Convocatoria oficial

De forma oficial Defensa Civil de Campo Quijano convocó a los interesados en las áreas de salud, cocineros y desinfección. El objetivo es prestar apoyo logístico al hospital de Quijano. No van a actuar de forma directa con los enfermos.

Por su parte, otros hospitales de esta zona debieron preparar sus estructuras sanitarias para atender a los casos positivos que no pueden realizar aislamiento en sus domicilios.

"Es imposible que sean recibidos en Salta capital, donde no hay camas. Desde la semana anterior estamos internando a los positivos asintomáticos en nuestro hospital", dijeron en Quijano.

Las fuentes hospitalarias consultadas por El Tribuno aseguran que "por ahora y con mucho esfuerzo humano se está conteniendo la situación de los contagiados y los aislados sospechosos, pero en caso de aumentar los positivos ante el temor del desborde local, se pedirá ayuda a los restantes hospitales de la zona".

Un fugado en Rosario de Lerma

Una mujer que dio positivo para COVID-19 no aceptó estar internada en el hospital Joaquín Corbalán de Rosario de Lerma y decidió marcharse a su domicilio sin previo aviso a las autoridades sanitarias locales. La paciente es dueña de un comercio de la ciudad y tuvo que ser buscada por la policía. Ante la negativa de la mujer se decidió que realice el aislamiento en su domicilio con la misma modalidad preventiva para toda su familia.

"Fue un momento tenso en la guardia del hospital porque sus familiares llegaron a reclamar por un certificado que corrobore que la señora había dado positivo. Luego que intervino la policía se aisló a toda la familia. No querían cerrar el comercio", relataron el tenso episodio desde la gerencia del nosocomio rosarino.

Lo que pasa en el Valle de Lerma, como en buena parte de la provincia, es que la gente, ante una carentena tan larga, se va relajando y asume interiormente que "a mí no me va a pasar", lo que termina siendo fatal en muchos casos.

Por eso se recomienda mantener el distanciamiento social y todas las medida de prevención indicadas por las autoridades sanitarias.

.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...