Hepatitis: instan a vacunarse y al  menos a un control en la vida

Las hepatitis virales muchas veces son indetectables porque son crónicas y no generan síntomas.

En un plazo de 20 años, pueden evolucionar a cirrosis y, luego, a cáncer hepático. Por eso, especialistas instaron a la comunidad a vacunarse y a controlarse al menos una vez en la vida.

El médico infectólogo Adrián Edelcop, encargado de la parte clínica de la Unidad Centinela del hospital Señor del Milagro, aconsejó a la población que "por lo menos una vez en la vida se haga el estudio para hepatitis B y C".

Se dirigió sobre todo a quienes recibieron transfusiones de sangre o tuvieron cirugías durante la década del 70 o antes de 1993, cuando los controles de sangre no eran tan exhaustivos como los que se hacen en la actualidad y ni siquiera se conocía la hepatitis C.

Como suele haber coinfección con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), recomendó también hacerse el estudio para VIH.

En cuanto a las vacunas, aconsejó tener actualizadas aquellas que existen, contra las hepatitis A y B.

Para la hepatitis C no hay vacuna, pero sí un tratamiento que puede erradicar el virus.

"Son enfermedades que se pueden manejar. Hay que evitar que lleguen a una etapa de cirrosis avanzada en la que la persona puede terminar en trasplante", advirtió el médico.

En 2019, más de 80 casos

La jefa del programa de VIH, ITS y Hepatitis Virales del Ministerio de Salud Pública, Laura Caporaletti, reveló que el año pasado se detectó a 40 pacientes con hepatitis B y a 44 con hepatitis C en la provincia de Salta.

De las personas detectadas con hepatitis B, 10 están en tratamiento crónico y algunas no requieren medicación. De las que resultaron con hepatitis C, 12 iniciaron el tratamiento que favorece la cura.

Tratamientos posibles

Los virus de las hepatitis son cinco, pero los que se encuentran con más frecuencia en el medio son A, B y C, de los cuales los dos últimos suelen convertirse en crónicos.

La hepatitis A no es crónica y afecta sobre todo a niños. Con la vacuna, a partir de 2005, se logró controlar esta patología que antes provocaba hepatitis fulminante que llevaba al trasplante de hígado.

La B

La hepatitis B tiene tratamiento y vacuna. La transmisión de este virus suele ser por vía sexual, mediante aplicación de inyecciones y tatuajes sin medidas de bioseguridad adecuadas y por contacto sanguíneo.

La transmisión de la hepatitis C es, sobre todo, por vía sanguínea. Corren más riesgo aquellos que se hemodializan o han recibido hemoderivados. En este caso, la vía sexual es más rara.

La D no es tan frecuente en el medio y para que se manifieste tiene que estar acompañada de la B. Estos cuadros asociados son más graves.

La E no es tan frecuente en el medio y es un virus detectado hace relativamente poco tiempo, que se transmite igual que la A, por vía fecal-oral, y puede generar hepatitis fulminante en las embarazadas. En algunos pacientes inmunodeprimidos, puede evolucionar hacia la cronicidad, aunque es muy raro.

Sobre las vacunas

La vacuna para la hepatitis A se implementó en la Argentina a partir del año 2005, con una única dosis al año de vida. Esto logró reducir enormemente la cantidad de chicos con hepatitis. Desde 2007 no se realizaron más trasplantes de hígado en la población objetivo de la vacunación.

La vacuna contra la hepatitis B se incorporó en el calendario de vacunación a partir del año 2000 y se coloca a los recién nacidos cuando cumplen un año de vida.

En 2012, se implementó la vacunación universal, por lo que toda persona que no tenga seguridad de haberse inmunizado contra la hepatitis B puede ir a un centro de salud y ponerse las tres dosis correspondientes. "Somos un área de baja prevalencia, pero de todos modos existe y hay que ponerse la vacuna, que es gratuita y universal", indicó Edelcop.

Los casos C

Para la hepatitis C no existen vacunas, pero hay tratamientos efectivos desde 2015 con antivirales de acción directa, que permiten controlar la infección en unos tres meses.

Esta medicación permite erradicar el virus, disminuir la inflamación del hígado y controlar el avance de la enfermedad. Las obras sociales deben cubrir el tratamiento y el Estado, a quienes no tienen cobertura de salud.

Diagnóstico temprano de VIH

El Centro de Prevención, Asesoramiento y Testeo para VIH y sífilis (Cepat) del hospital Señor del Milagro promueve y facilita desde hace nueve años el acceso al test rápido para detectar infecciones de transmisión sexual (ITS). El servicio funciona de lunes a viernes, de 10.30 a 12.30, y la atención se brinda tomando las medidas de seguridad y prevención correspondientes, por orden de llegada.
El dispositivo sigue los lineamientos de organización y funcionamiento del Programa de VIH, ITS y Hepatitis Virales del Ministerio de Salud Pública, para promocionar, prevenir y disminuir la transmisión del VIH y de otras ITS.
En el equipo trabajan una psicóloga, una médica infectóloga y un operador socioterapéutico, en articulación con otros sectores del hospital, de acuerdo con las necesidades de salud de los pacientes.

El hospital Señor del Milagro realiza las determinaciones de VIH en su Laboratorio de Virología de manera gratuita y confidencial. 
Las extracciones de sangre para el diagnóstico de ITS se realizan de martes a viernes, de 7 a 9, por orden de llegada. Para hacerse la prueba de VIH no es necesario contar con pedido médico. 
El Cepat comunica el resultado del estudio al interesado. Si este es positivo, se brinda asesoramiento, apoyo y contención psicológica. Si es negativo, se trabaja en prevención. Las personas con diagnóstico positivo confirmado y que no cuentan con cobertura social, acceden a tratamiento gratuito en el sistema de salud pública. 
Desde el Cepat advirtieron que la terapia con antirretrovirales, siempre que se realice en forma correcta y sin interrupciones, permite frenar el avance del virus. 
Quienes adhieren al tratamiento y al control médico tienen el mismo promedio de vida que una persona sin la enfermedad y no transmiten el virus. 
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...