Salta acata el  polémico DNU que  suspende las  reuniones familiares

Salta, según lo confirmaron ayer diferentes funcionarios, acatará el polémico decreto de necesidad de urgencia (DNU) que prohíbe las reuniones de familiares no convivientes hasta el 16 de agosto en todo el país. Sin la posibilidad de juntarse a almorzar un domingo, varias familias no tendrán otra opción, claro si les da el bolsillo, que ir una restaurante. El DNU que firmó el presidente Alberto Fernández genera más controversias con el correr de las horas.

"Habrá que pagar para ver a los parientes o amigos", dijo más de uno. El costo de la reunión puede variar dependiendo del menú, aunque solo están permitidas mesas de hasta cuatro personas, con una reserva previa. Fuentes del Grand Bourg remarcaron que en un local gastronómico se puede controlar el distanciamiento social y en una vivienda no. Anoche no se había dado a conocer la resolución del Comité Operativo de Emergencia (COE) para ajustar los cambios en medio de la pandemia por el coronavirus.

A la par, los dueños de locales gastronómicos y trabajadores esperan que se les habilite trabajar más allá de las 22, tope que se impuso desde hace unos días. La situación para este sector es más que crítica. De hecho, el sábado se manifestaron en el corredor Balcarce.

Rechazo

A nivel nacional se incrementaron las críticas contra el DNU, e incluso Corrientes decidió no implementar las nuevas restricciones.

"El decreto prohíbe las reuniones sociales y taxativamente hace referencia a las familiares, están prohibidas a partir de ahora en todas las provincias, incluso en las que estamos en una etapa de aislamiento social", afirmó ayer el ministro de Gobierno, Ricardo Villada, durante un acto que se llevó a cabo en el Grand Bourg.

Las reuniones sociales estaban suspendidas hasta el 9 de agosto. La medida se tomó el 24 de julio, ante la suba de casos de coronavirus en la provincia. 

El 24 de julio el COE había suspendido los encuentro sociales y limitó las reuniones familiares a solo los domingos, hasta las 22, con un máximo de diez personas. Eso iba a regir hasta el 9 de agosto, pero con el DNU "todo se debe adaptar a la sintonía nacional", pese a la diferente situación epidemiológica que se presenta. La decisión se tomó desde la Casa Rosada sin tener en cuenta si en cada distrito hay o no circulación comunitaria o cómo es la curva de crecimiento de los casos.

"Es complejo explicar estas medidas que se renuevan permanentemente, pero es la crisis sanitaria la que nos pone en esta situación", argumentó Villada.

El ministro de Gobierno recordó que los riesgos de contagio crecen luego de permanecer con otras personas por más de 15 minutos, recomendando que si alguien visita a sus padres, "de pasadita", no supere este tiempo, se utilice siempre el barbijo y "se retire".

La prohibición para las reuniones sociales en todo el país abarca eventos públicos o privados con hasta diez concurrentes y reuniones en casas familiares con cualquier tipo de número de personas, más allá de los convivientes. Según los detalles del DNU, quedan prohibidos en todo el territorio nacional los "eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor a 10 personas".

Los encuentros entre parientes habían sido limitados a los domingos. No podían superar las diez personas y el tope horario era las 22.

Entre los comerciantes ya empezó a haber preocupación por la proximidad del Día del Niño, que se celebrará el domingo 16 de agosto. Hasta ese día seguirán prohibidas las reuniones familiares, por lo que abuelos, tíos y otros familiares no convivientes no podrán ver a los chicos o acercarles un regalo. Además de la crisis, temen que incida en las ventas.

Mientras la situación es crítica para los comerciantes por la crisis, el Ministerio de Seguridad de Salta informó que fortaleció el trabajo de patrullas durante el fin de semana para reforzar los controles conjuntos con los diferentes municipios en el marco del operativo de seguridad sanitaria COVID-19.

Se supervisó el cumplimiento de protocolos en 1.345 comercios, 40 fueron infraccionados por no cumplir con las normativas de bioseguridad dispuestas para el sector. Hubo 10 clausuras, todas en la ciudad.

Además, se realizaron procedimientos en barrios a partir de reportes de vecinos al Sistema de Emergencias 911. Se clausuraron 4 fiestas clandestinas, 2 en salones privados. Se hicieron más de 400 infracciones a particulares y concurrentes. También se labraron multas a 43 personas por reunirse a consumir alcohol en la vía pública.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...