Centro Cultural América, un espacio único  e imponente

Ubicado en Mitre 23, los salteños pasan por su tradicional recova, mientras en una de sus columnas un músico toca su acordeón, generando un escenario de recuerdo. Hace más de 100 años, cuando fue construido, el Centro Cultural América se levantó pensando como un gran salón de encuentros sociales. Allí se reunían a jugar las cartas, tomar café y hablar de política algunos personajes históricos de Salta, mientras que el salón principal estaba destinado a grandes fiestas y presentaciones sociales de las jovencitas de las llamadas entonces familias tradicionales. 

 

Con el paso de los años, a mediados del siglo XX, el Gobierno resolvió que este majestuoso edificio se convirtiera en sede del Ejecutivo Provincial, y lo fue hasta en 1987. Así sufrió modificaciones y cambios para ser útil a las funciones administrativas, pero cuando comenzaron a sacar estantes, repisas, escritorios e instalaciones eléctricas, el brillo de aquella obra de la arquitectura mostró una vez más su riqueza. En la actualidad funciona allí el Centro Cultural América.
En lo que fue el subsuelo, donde en los épocas del viejo club funcionaba la cocina y el área de atención, se encuentran ahora salones dedicados a la prácticas de danzas. El hall de ingreso se destina a exposiciones y muestras de arte, mientras que el primer piso suele estar disponible para actos públicos.

 

 

Hoy las puertas del CCA permanecen cerradas a la espera de ser nuevamente sede de buena parte de la actividad cultural local. Sobre los pisos de mármol se colocó la señalización necesaria para que, cuando permiten el ingreso a las visitas, se cuente con un circuito de circulación claro que evite aglomeraciones. 
En diálogo con El Tribuno, Verónica Teruel, directora del CCA, expresó que el año está siendo difícil para todos, pero se buscaron nuevas formas de trabajo. Uno de los proyectos que se presentó, en conjunto con Educación, fue “Conociendo al CCA”. Esta idea busca que los chicos en edad escolar, en especial los de cuarto grado, lleguen hasta el espacio con los dibujos que hicieron del edificio y realicen una visita guiada. También se llevó adelante el proyecto “Doná tu ecoladrillo”, cuyo objetivo es impulsar la clasificación y reciclado de materiales. La finalidad es que los alumnos rescaten todos los restos de plástico de la casa, los coloquen en una botella pet y los donen al Centro Cultural. Con esos ladrillos se prevé construir salones para los comedores barriales que se inscriban y que necesitan un espacio para las familias.
El CCA también es escenario de ensayos y transmisiones en vivo para aquellos que quieran sumarse a las prácticas de danzas. 
“La idea es retomar los talleres y que los artistas puedan volver con sus muestras y obras de teatro”, agregó Teruel, quien dejó en claro que se aplicará el protocolo de atención, con inscripción previa, tal como se haría en los museos. 
A la espera de estos permisos, el Centro Cultural le abrió sus puertas a El Tribuno que concurrió en compañía de la arquitecta Birmania Giles, miembro de Patrimonio Cultural de la Provincia, para ahondar en los detalles arquitectónicos. 
“Este edificio tiene una de las fachadas más valiosas del conjunto monumental de la plaza 9 de Julio”, expresó la arquitecta, y destacó el mantenimiento de la recova. 
 

 

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...