La violencia física en el sur de la provincia creció en la pandemia

Una sucesión de delitos contra la integridad física dejaron consternada a la sociedad rosarina pocos días atrás. Entre ellos el aberrante crimen de Maximiliano Soraire, quien fue encontrado asesinado de manera brutal. El homicidio fue calificado con ensañamiento y alevosía en perjuicio del joven.

A los pocos días un adolescente de 16 años, Brian Ariel Godoy, fue rociado con nafta, lo que provocó quemaduras en su rostro, párpados, pestañas, región del cuello, tórax y ambas manos. Lo trasladaron a Salta en código rojo.

Sumado a eso, el comisario de la Unidad Regional 3, Marcelo Leiva, confirmó a El Tribuno que los casos de violencia de género y de violencia de integridad física crecieron exponencialmente desde que comenzó la cuarentena.

La comunidad rosarina se ve más acechada por el crecimiento del delito, y por hechos mucho más graves que conmocionan a la sociedad.

"Últimamente lo que sucede en Rosario de la Frontera no está ajeno a lo que refleja la realidad en el panorama nacional e internacional. Vemos que quizás por la falta o la pérdida de valores en la familia, no se ponen en lugar de los otros y accionan de una manera delincuencial", señaló Leiva a El Tribuno en lo que respecta a los últimos hechos de público conocimiento en la comunidad.

"Actúan con ensañamiento y de mucha peligrosidad hacia la gente empleando algún tipo de combustible, armas blancas o de fuego. Este tipo de actitudes son muy relevantes en la sociedad en virtud a que años anteriores no se daban", afirmó.

Preocupación

Leiva además aseguró que "cada caso es analizado e investigado. La Justicia lleva adelante lo que es la reunión de las pruebas para que ningún caso quede sin resolverse".

"Nosotros somos auxiliares de la Justicia y estamos permanentemente en contacto con el fiscal por las causas que se investigan en donde recibimos las directivas a fin de que cuando llegue el juicio se pueda contar con todas las pruebas".

"Preocupa mucho el accionar de la gente en todos los niveles porque el delito no se está dando solamente en los sectores bajos, sino en todos los ámbitos y estratos sociales donde muchas personas se aprovechan del más débil", señaló.

Por otro lado, manifestó que "hay muchos que creen que deben reformarse los códigos, las penas desde diferentes ópticas y lugares. Desde la misma policía también tenemos una mirada en dónde estamos parados y hacia dónde vamos. También tenemos que tener muy en claro el respeto a los derechos humanos", agregó.

Más agresiones físicas

En un balance de las contravenciones que suceden en la sociedad rosarina, Leiva señaló: "Hay muchos delitos relacionados contra la integridad física de las personas. Es un índice que se ha elevado mucho en relación con los robos. Los delitos contra la propiedad han quedado en un nivel más bajo respecto a las lesiones y las amenazas. La violencia de género sigue avanzando no tan solo a lo largo de los años, sino en particular en lo que empezó la cuarentena. Quizá por la misma convivencia entre las personas o por la misma pérdida de valores que estamos teniendo", agregó el funcionario policial.

En ese sentido el comisario recalcó: "Siempre les pedimos a los vecinos que cuando detecten este tipo de violencias alerte inmediatamente al 911. Hay mujeres, ancianos y niños que son víctimas de este tipo de actos. Por eso nuestro compromiso es acudir a las viviendas y socorrer a quienes pasan por esta situación", agregó.

Uso racional de la fuerza

Ante la pregunta si cómo actúan los delincuentes cuando son interceptados por el personal policial, Leiva indicó: "En nuestro protocolo de intervención siempre tenemos presente el uso racional de la fuerza pública, sabemos que tenemos que empezar con el diálogo y de última el uso de las armas. Todo tiene que ser gradual y legítimo por cuanto después el policía se ve involucrado en causas donde puede ser denunciado, por ello se actúa de acuerdo a lo establecido", agregó.

Remarcó que "cada vez que hay que controlar, reprimir una acción sobre una conducta antisocial, sin dudas la respuesta de la gente lamentablemente hoy en día es reaccionar en contra del policía. No asimilan ni se responsabilizan por su actitud de delictiva".

Además agregó que "hay otros, son los menos, que por ahí bajan un cambio y se interviene sin ningún inconveniente, pero hay otros que muchas veces están bajo los efectos de alguna sustancia y lo único que hacen es reprimir a la policía. Incluso hay barrios en donde los vecinos en vez de salir a favor cuando se recurre a calmar los ánimos o a apaciguar la situación, recibimos pedradas y hasta daño en los móviles", cuestionó.

A su vez, Leiva aclaró: "Tampoco vamos a apañar desde la institución al personal policial que cometa abusos o algún tipo de irregularidad en cuanto al procedimiento", finalizó el funcionario.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...