Para Bolsonaro  aislarse es de débiles

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uno de los líderes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, afirmó ayer que "quedarse en casa" para evitar la propagación del nuevo coronavirus es cosa de "débiles".

Bolsonaro, quien llegó a estar infectado por el virus, realizó las declaraciones durante un encuentro con productores rurales, a quienes agradeció que siguieran trabajando durante los meses más críticos de una pandemia que ya deja 134.935 muertes y 4,4 millones de casos en el país.

"Ustedes no pararon durante la pandemia, no entraron en esa conversación floja de "quédese en casa y la economía la vemos después'. Eso es para los débiles", señaló Bolsonaro durante un acto en el municipio de Sorriso, en el estado de Mato Grosso (centro-oeste).

"No podemos acobardarnos contra aquello que no podemos evitar. El agronegocio evitó que Brasil entrara en colapso económico", agregó el líder de la ultraderecha brasileña, quien no hizo mención a los incendios que han devastado una parte del Pantanal brasileño, uno de los mayores humedales del mundo y que comparten los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul.

Baja considerable

El Ministerio de Salud de Brasil ha sumado el jueves 36.303 contagios más, lo que significa un total de acumulados de 4.455.386, aunque las autoridades han destacado que en la última semana se ha producido un descenso del 30 por ciento en el número de nuevos positivos.

Así, lo ha asegurado el secretario de Vigilancia de la Salud del Gobierno de Brasil, Arnaldo de Medeiros, quien durante la presentación del último balance habló de "una reducción bastante significativa del 30 por ciento".

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...