“Debemos estar en los equipos profesionales de UTI en esta lucha contra el coronavirus”

En medio de la pandemia, la preocupación de la presidenta del Colegio de Fonoudiólogos la llevó a que se comunicara con El Tribuno para develar a la sociedad la importancia de sus profesionales asociados en esta lucha contra el coronavirus. Como en tantos otros ámbitos, la epidemia dejó en evidencia las carencias del sistema público sanitario de la provincia. Uno de sus mayores déficits lo constituyen los fonoaudiólogos; especialmente en el interior de la provincia.
Aseguró que en la provincia están activos 394 profesionales colegiados, de los cuales solo 52 están trabajando en el sector público. De esos solo hay uno de ellos para Tartagal, dos en Orán y uno en Cerrillos. De solo pensar en el área de cobertura de Tartagal cualquiera ya se imagina que el profesional hace lo que puede. Gran parte de la provincia está descubierta y eso se dio por un proceso que ya lleva décadas. A los fonoaudiólogos que se fueron jubilando los reemplazaron por médicos y así la especialidad (y la gente) perdió un servicio imprescindible.

¿Existe algún punto de contacto entre el ejercicio de la fonoaudiología y la COVID-19? 
El fonoaudiólogo realiza su tarea asistencial en todas las áreas de intervención, incluyendo UTI o UCI dentro de un equipo multidisciplinario. Es importante nuestro rol en la valoración y rehabilitación de las dificultades deglutorias secundarias a procesos de ventilación mecánica con intubación orotranqueal o traqueotomías que ocurrirán en casos de pacientes con insuficiencias respiratorias severas como complicaciones de la enfermedad por COVID-19 en unidades de pacientes críticos. Además del apoyo durante el trabajo en conjunto con el kinesiólogo en procedimientos clínicos que estos desarrollan como la aspiración de secreciones. La OMS, la Organización Panamericana de la Salud, la sociedad Europea de Trastorno de Deglución, la Asociación Argentina de Disfagia, entre otras, nos indican las consecuencias de no diagnosticar y tratar la disfagia en pacientes con COVID-19. Estas pueden derivar en una mayor incidencia de sobreinfecciones respiratorias, neumonía aspirativa, deshidratación o malnutrición. También en reintubaciones en pacientes pos-UCI, prolongación de los días de ingreso, e, incluso, mortalidad en el hospital. El abordaje simultáneo, precoz y universal de la disfagia y el riesgo nutricional en estos pacientes mejora la evolución clínica de los pacientes hospitalizados y de aquellos dados de alta. 

¿En qué consiste la intervención del fonoaudiólogo? 
En relación con el estado de emergencia de salud pública debido a la COVID-19, el trabajo del fonoaudiólogo consiste en la prevención, evaluación, diagnóstico y rehabilitación de dificultades en la deglución, comunicación, lenguaje, habla y voz. Es decir, se trabajan funciones esenciales para que una persona se pueda desarrollar en su vida habitual como comer y comunicarse. En este contexto nuestra principal labor se enfoca en la valoración de los trastornos de la deglución y en prevenir sus complicaciones asociadas, como las neumonías por aspiración de secreciones o de alimento que comprometerían el estado de salud del paciente. Además, se deben definir las vías de alimentación que aseguren una adecuada hidratación y nutrición para de esta manera ayudarles a que regresen prontamente con sus familias y así disminuir los días de hospitalización, y un adecuado plan de rehabilitación, para prevenir los reingresos. El fonoaudiólogo debe tener siempre presente que el objetivo de la rehabilitación de la alimentación por vía oral es la minimización del riesgo de aspiraciones, maximizando la eficacia al cumplir con la demanda nutricional e hidratación del paciente. Otro síntoma que pueden presentar los usuarios posintubación corresponde a una disfonía de diferente grado o magnitud, el compromiso que presente no pondrá en riesgo su condición de salud, pero si afectará su calidad de vida, ya que la voz es el instrumento que permite que nos comuniquemos. En este sentido, también es importante educar tanto a la familia como al equipo, para que podamos mejorar la calidad de vida de los pacientes con alteraciones, tanto comunicativas como de deglución que estos puedan presentar. Educación, que debido a la contingencia se ha tenido que adaptar para atender al llamado de distanciamiento social, optando por entregarlas de manera virtual, telemedicina y/o material gráfico explicativo. 

¿Cómo afecta la disfagia a los pacientes de COVID-19? 
En los pacientes ingresados por COVID-19 se han observado dos alteraciones frecuentes: la disfagia (o problemas en la deglución) y el riesgo nutricional/malnutrición. Este ocasiona una gran pérdida de peso y puede comprometer aún más su estado inmunitario. El compromiso deglutorio puede poner nuevamente en riesgo la salud del usuario, complicaciones respiratorias, episodios de reintubación, prolongación de la estadía hospitalaria y, en consecuencia, elevación de los costos de la atención en salud. 

¿Cuál es el rol del fonoaudiólogo dentro del equipo disciplinario del enfermo de COVID-19 en cuidados de unidades críticas? 
El rol del fonoaudiólogo dentro del equipo disciplinario del enfermo de COVID-19 en cuidados de unidades críticas -UCI- es el profesional encargado de la protección de la vía aérea en función del patrón deglutorio para el manejo de la secreción y el uso de la vía oral segura y adicional a toda la estructura estomatognáticas de los procesos de la deglución y la comunicación. La ventilación mecánica por traqueotomía, por intubación orotraqueal requiere adiestramiento en la coordinación deglución-respiración.
 
¿Qué pacientes necesitan atención fonoaudiológica luego de superar la fase crítica de COVID-19?

Todos. Esto depende de varios factores, como la edad, tiempo de intubación, etc. Por eso es necesario realizarles una evolución clínica fonoaudiológica, son pacientes que han estado expuestos a una ventilación prolongada y estos procesos invasivos de la vía aérea afectan los patrones deglutorios y no son de resolución inmediata. Siendo de suma importancia para la protección de la vía aérea el inicio de la vía oral y la rehabilitación de la comunicación y la deglución. Por todo esto es imprescindible la incorporación del fonoaudiólogo especializado en el equipo de cuidados de pacientes críticos de cada hospital o clínicas en los servicios de UTI o UCI.

El fonoaudiólogo en la provincia de Salta, ¿está incluido y reconocido en el grupo de salud de alto riesgo? 
Lamentablemente no. No pertenecemos al equipo de profesionales de UTI o UCI, recibimos en algunos servicios o instituciones interconsultas sobre pacientes con riesgo deglutorios. En los dos sistemas de salud, público y privado, aún no hemos sido visualizados ni convocados como profesionales intervinientes en los diferentes niveles de atención de los pacientes con COVID-19. Ponemos en conocimiento de las autoridades sanitarias de la provincia la existencia de profesionales con especialidad en Fonoestomatología con matrículas otorgadas por el Colegio de Fonoaudiólogos de la Provincia. Finalmente, es importante mencionar que el trabajo colaborativo con los demás integrantes del equipo de salud cobra real relevancia en este contexto tras la meta de que todos trabajemos de forma coordinada en pro de mejorar y disminuir la estadía hospitalaria, pues nuestro objetivo principal como equipo sanitario es la recuperación de los pacientes.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...