Crece la polémica por la producción  de vacunas y Europa revisa políticas

Europa ensaya o analiza sus medidas de cuidado y ratificó su plan de inmunización pese a la disputa que mantiene con varias empresas por las vacunas contratadas que no llegarán en los plazos prometidos.

El vocero de la Unión Europea (UE), Eric Mamer, anunció que el bloque no cambiará los planes de inmunización contra el coronavirus para el 70% de su población adulta en el verano próximo, pese a los retrasos en las entregas de las vacunas, y advirtió sobre la necesidad de alcanzar los objetivos planteados para "superar la crisis".

"No planeamos cambiar nuestros objetivos, si cada vez que nos enfrentemos a un problema modificamos nuestros planes perderemos la claridad y predictibilidad", manifestó Mamer.

Por su parte, la Comisión Europea (CE), el órgano ejecutivo de la UE, insistió en medidas para mejorar la estabilidad de los suministros de las vacunas de la farmacéutica AstraZeneca y acelerar la distribución de las dosis. Hasta el momento, la UE autorizó los antígenos de las compañías Pfizer/BioNTech y Moderna, mientras que continúa pendiente de aprobación la solicitud de la vacuna de AstraZeneca-Oxford.

Pfizer y BioNTech anunciaron hace poco reducciones temporales de suministros debido a sus planes para modernizar la producción, y Polonia dejó entrever la chance de acciones legales si Pfizer no cumple con la cantidad acordada.

"La situación en Europa con las nuevas variantes nos ha llevado a tomar decisiones difíciles pero necesarias. Necesitamos mantenernos seguros y desaconsejar los viajes no esenciales", tuiteó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La sensación de urgencia ha aumentado después de que el grupo farmacéutico británico AstraZeneca anunció el viernes pasado que no podría cumplir con sus compromisos de entrega de sus vacunas para la COVID-19.

Ese anuncio se produjo una semana después de que el grupo estadounidense Pfizer dijera que sus vacunas, desarrolladas con el socio alemán BioNTech y fabricadas en una fábrica de Bélgica, también se retrasarían

Por otra parte, la noticia de ayer fue que la estadounidense Moderna anunció que su vacuna generó anticuerpos neutralizantes que serían suficientes para tener efecto protector contra las variantes de coronavirus del Reino Unido y de Sudáfrica.

Pero las declaraciones cruzadas no tienen que ver únicamente con el ritmo de producción: Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca, lamentó la falta de colaboración entre gobiernos en la lucha contra la pandemia y denunció el comportamiento egoísta de algunos países.

"El logro de las primeras vacunas anti-COVID-19 podría haber sido la ocasión de una gran celebración. Pero no lo fue, porque hubo un comportamiento de "yo primero'", afirmó Soriot durante un acto virtual del Foro Económico Mundial de Davos, informó la agencia de noticias AFP.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...