Habrá control para la extracción  de áridos

El municipio de Gral. Gemes dio inicio a un trabajo de normalización de la cantera de áridos sobre el río Mojotoro, cantera de aproximadamente 40 hectáreas que se ubican sobre el lecho del río desde el puente carretero de la ruta nacional 34 hasta el puente de hierro del ferrocarril.

Según explicaron desde el municipio, este trabajo se está desarrollando debido a que nunca hubo un control sobre el lecho del río, donde se permite el ingreso de camiones particulares para la extracción de arena y ripio.

Estas tareas se vienen llevando adelante sin control, por lo que la extracción sin los parámetros técnicos necesarios provocó problemas en las márgenes del río. Básicamente los trabajos que se realizaron sin respetar las cotas naturales provocaron pozos y montículos por doquier lo que fue modificando peligrosamente el cauce del río.

Las consecuencias posteriores que no fueron medidas por los exploradores del río, fueron el desvío de las aguas durante las crecidas hacia el sector poblado de Torzalito.

La explotación de la cantera debería estar controlada por algún área competente municipal, sin embargo al carecer de ese control la extracción fue en aumento.

Para poder concretar la normalización, se creó un equipo de profesionales que se puso a trabajar en forma inmediata, tanto en lo material como en el aspecto legal.

Defensas

La primera acción concreta fue la de crear defensas hacia la margen donde se encuentra el Paraje Torzalito, lugar donde en los últimos años se sintieron amenazados por la crecida del río.

Lo que generó preocupación es que todo lo que las máquinas municipales realizaban, en los días posteriores era destruido por gente que acude al río para extraer los áridos.

"Lamentablemente comenzamos a ver cómo todo el trabajo de un día con la construcción de defensas y la apertura de caminos hasta la cantera, eran removidos y los caminos excavados por particulares que lucran con la venta de los áridos.

Lo que buscamos no es cortarles esta posibilidad de trabajo, pero sí instarlos a que lo hagan con cierta responsabilidad. Para ellos vamos a mantener una reunión con todos los ripieros para explicarles la situación" manifestó el ingeniero Carlos Matrichuk.

Lo que se está analizando es el cobro de un canon por el uso de la cantera, ya que hasta el momento nadie pagaba nada por la explotación del río.

Para poder realizar ese cobro se hacía necesario saber exactamente cuáles son las dimensiones de la cantera que pertenece al municipio.

Es con este objetivo se hizo necesaria la exploración y medición de la superficie en cuestión. Por esa razón se solicitó la colaboración de topógrafos pertenecientes al área de Recursos Hídricos de la provincia, quienes ya realizaron los trabajos de medición y se espera por los resultados.

"Sabemos que son 40 hectáreas, pero no tenemos una especificación desde dónde y hasta donde abarcan, por eso es que estamos realizando las correspondientes mediciones, creemos que en una semana tendremos los resultados" expresó el profesional.

Matrichuk adelantó que luego de los estudios "ya esteremos en condiciones de exigir los pagos correspondientes de canon si es que toma esa decisión, que sería lo correcto" expresó el ingeniero.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...