El egreso de la secundaria ya puede costar casi siete salarios mínimos

El último año de escuela es una época especial para los estudiantes. Sin embargo, mientras los chicos comienzan a pensar en la ropa que van a usar para identificarse como parte de la promoción, la cena de egresados y el esperado viaje, los padres empiezan a hacer cálculos para afrontar los gastos de cara a la graduación de sus hijos. El gasto puede rondar los $218 mil para los que aún pueden darse el lujo de no quedarse afuera, lo que equivale a casi siete veces el salario mínimo vital y móvil, hoy fijado en $31.938 en Argentina.

Tanto los viajes como los eventos de fin de curso estuvieron restringidos en 2020 por la pandemia de coronavirus. Este año la situación sanitaria trajo un respiro que permitió volver realizar a estas actividades con protocolos y medidas de prevención.

De unos años a esta parte los compañeros de quinto año se hacen confeccionar prendas que identifican al grupo. Elegir colores, telas y leyendas de los abrigos que usarán tanto en la gira como en el resto del año se convirtieron en parte del ritual de terminar la educación media.

Un combo de chomba, buzo y campera ronda los $11.500 para cada alumno. Algunos padres recordaron que en 2018 este kit estaba a $4.000. Y es la opción más básica, comprar cada prenda por separado puede elevar el presupuesto.

Cena de egresados: Los precios para los adultos arrancan en los $4 mil por persona. La tarjeta incluye entrada, cena, postre y canilla libre de bebidas con o sin alcohol.

En una tienda de la calle Martín Cornejo se puede comprar un conjunto de campera y chomba por $9.000. Una chomba de piqué por separado sale alrededor de $3.500 y una campera de algodón frisado reversible $6.500. Los buzos de algodón frisado están a $4.000.

Si el encargo es para un grupo de 40 a 45 egresados algunas tiendas incluyen adicionales gratis, como una bandera para identificar al curso o barbijos personalizados.

También hay empresas que entregan sombreros, gorras, remeras o una sesión fotográfica si todos los padres cumplen con el pago en tiempo y forma.

Cena y viaje

La cena de egresados representa un gasto importante para una familia que quiere que su hijo comparta esta noche de despedida con compañeros y compañeras con los que transitaron años cruciales de la vida.

La tarjeta para ir a la cena puede costar desde los cuatro mil pesos por personas, pero hay opciones mucho más caras, de acuerdo al catering y el salón. Contando tres tarjetas, una para el alumno y dos para familiares que lo acompañen, el gasto asciende a $12.000

Los valores varían si la cena es para chicos de séptimo grado. Las tarjetas para menores de 13 años tienen un costo de $1.600

Pese a que es un costo significativo, la mayoría de las empresas cobran en efectivo o por transferencia. Si una familia quiere abonar con tarteja de crédito deberá afrontar un 15 por ciento de recargo.

La tarjeta para la cena incluye una entrada, un plato principal, postre y canilla libre de bebidas con o sin alcohol. En el caso de los menores de 13 años, se sirve un menú especial para chicos.

Por la apertura que se realizó a partir de octubre los salones para realizar la cena de egresados tienen casi todas las fechas reservadas hasta diciembre. Según pudo constatar El Tribuno, solo queda disponibilidad para los días de semana, si se trata de alguna de las empresas de catering más conocidas de la ciudad.

"La verdad es que, como ahora se flexibilizó el horario, estamos teniendo muchas consultas y nos quedan pocas fechas disponibles para los egresados en los salones", comentó el empleado de un servicio de catering.

Desde la empresa comentaron que la mayoría de los egresados realizan la reserva aunque sea con un familiar, o con los dos padres. Muy pocos estudiantes de cada curso reservan para más personas. "Los hermanitos, en su gran mayoría, no van", agregaron.

Al costo de la cena en muchos casos se debe agregar el de la ropa que usarán los egresados esa noche y, en algunos casos, la vestimenta para los familiares también.

El viaje de egresados es un gasto que muchas familias no pueden afrontar, ni siquiera haciendo un financiamento a lo largo del año. Los precios de los paquetes varían dependiendo del lugar, la cantidad de días y las excursiones que se realicen.

Un viaje de fin de curso a Bariloche para la "promo 2022" en avión, tiene un valor que parte desde los 180 mil pesos. Mientras que una gira estudiantil para séptimo grado a Carlos Paz, durante cuatro días, sale 39 mil pesos.

Matías Dousset, dueño de Dask Travel y encargado de viajes estudiantiles de la Asociación Salteña de Agencias de Turismo, comentó que actualmente, en algunos de los destinos más conocidos las autoridades están pidiendo que los alumnos se realicen un test de coronavirus antes de llegar.

"En Córdoba te exigen un PCR ahora, mientras que en Bariloche tres. Uno para entrar, el segundo en la mitad del viaje y el último para regresar", explicó. Además, aclaró que ese gasto corre por cuenta de cada pasajero, por lo que se deberán sumarse entre 15 y 24 mil pesos más, dependiendo de dónde se realice el examen.

Esa situación desanimó a mucha gente, sin embargo Matías Dousset dijo que los resultados de las primeras pruebas que se realizaron y comenzaron el 15 de octubre "no hay reportes de chicos ni de adultos contagiados".

Contando $11.500 para buzo, chomba y campera; $12.000 para la cena, $180.000 del viaje a Bariloche y $15.000 de estudios médicos, la suma es de $218.500, lo que equivale a 6,84 salarios mínimos.

Un IFE solo para la ropa de la promoción

Aunque no es sorpresivo, para algunos padres este costo puede volverse inalcanzable. Muchos padres manifiestan su preocupación, y aunque implique una complicación para la economía familiar, es un gasto al que la mayoría no quiere renunciar. Creen que los eventos del último año formarán una parte importante de los recuerdos de sus hijos.
“Quedé sorprendida, en 2018 pagué menos de $4.000 el buzo, la chomba y la campera. La pandemia se robó hasta los gastos del colegio”, expresó la madre de un chico que egresa este año. 
Cecilia, junto a su hija, comentó que encargaron la ropa en una popular casa de diseño de la calle Santiago del Estero al 500. “Parece un poco caro, el año pasado estaba más barato, pero la calidad de la ropa se nota”, dijo. 
Los fabricantes permiten pagar en cuotas. En este caso la madre viene abonando una cuota de $2.100 y aún le quedan varias.
Si se toma el valor de la ropa de la promoción, equivale casi a un IFE (ingreso familiar de emergencia), unos $12.000.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...