Un incendio dejó a la vista la  vulnerabilidad de una mujer

Un incendio de grandes proporciones, que afectó a una vivienda ubicada en barrio El Milagro de la ciudad de General Güemes dejó al descubierto la condición de vida que llevaba su moradora, ubicándola entre aquellas personas que se encuentran en riesgo social y sanitario.

Alrededor de las 13 del pasado miércoles 20 vecinos contiguos a la vivienda de Martina, una mujer que vive sola y es muy poco sociable, detectaron un ennegrecido humo que salía de la parte de posterior de la vivienda, en forma inmediata se convocaron para colaborar en lo que evidentemente era un incendio.

Con baldes, hidrolavadoras y mangueras intentaron combatir un fuego que se hacía cada vez más intenso, favorecido por el viento que corría a esa hora y una enorme cantidad de elementos combustibles que se encontraban en el interior de la casa.

"Realmente los vecinos realizaron un gran trabajo usando todo lo que tenían a mano, tuvimos que subirnos a los techos para sacar agua de los tanques elevados y desde allí intentar sofocar el fuego, por suerte evitamos que se propagara y consumiera toda la vivienda", dijo Sergio Flores.

Un tiempo después arribó al lugar el cuerpo de bomberos Martín Miguel de Güemes, no con una autobomba sino con un equipo de ataque rápido forestal cuyas dimensiones son de un metro y medio por un metro y medio, con una capacidad de 800 litros de agua, el cual es utilizado con mucha eficiencia para combatir incendios forestales.

La demora de los bomberos

"Lamentablemente no pudimos llegar antes porque nos encontrábamos trabajando en un incendio de pastizales sobre la ruta 34. Lo que logramos hacer es terminar de apagar el fuego y eliminar todo foco de calor que pudiera volver a encenderlo", comentó Manuel Calú, jefe de Bomberos.

Las personas que se encontraban en el lugar tuvieron expresiones de repudio hacia los bomberos, por considerar que demoraron demasiado en llegar y solo trajeron un carrito. "Esa actitud es algo que nos dolió, porque sin saber qué pasó se hicieron muchos malos comentarios", expresó Calú.

Una persona acumuladora

Martina tiene 59 años y vive sola, ella es conocida porque se la suele ver trasladando su carrito con bollos que ella misma elabora para venderlos en las ferias, no es una persona que se relacione con los vecinos, tanto es así que siempre se negó a cualquier ayuda que le quisieran brindar.

"Nunca se dejó ayudar, incluso ahora con este incendio no quería que la ayudemos, pero no es una persona mala, simplemente tiene algún problema que le impide socializar", manifestaron los vecinos. Cuando los bomberos junto con otras personas ingresaron al interior de la vivienda se encontraron con una casa tomada por objetos inservibles, lo que evidenciaba que se encontraban frente a una persona acumuladora.

“Por ahora la casa está inhabitable, Martina deberá alojarse momentáneamente en otro lugar, nosotros vamos a acompañarla todo el tiempo que sea necesario en esta transición difícil” dijo Silvia Ibarra. Una vez que la parte material esté resuelta, van a trabajar profesionales sobre la situación psico-social de Martina. 

Estos objetos, que incluían desde papeles en grandes cantidades hasta heladeras y equipos de música sin funcionar, ocupaban cada espacio de la casa, además de varios montículos de leña que juntaba a diario por no contar con gas natural ni garrafa.

Desde la Secretaría de Acción Social, a través de la Oficina de la Mujer, a cargo de la profesora Silvia Ibarra, se hicieron presentes para realizar una evaluación de la situación de Martina: "Es una mujer en una situación muy vulnerable de vida, no cuenta con los servicios básicos, se encuentra muy sola y no se deja ayudar, nos costó mucho que confiara en nosotros y nos permitiera que la ayudáramos, estamos comenzando por la limpieza de la casa, donde hay demasiadas cosas, muchas se quemaron pero no creemos que se quiera deshacer de las otras a pesar de que son solo basura", manifestó Silvia Ibarra.

Desde esa área municipal se planificó toda la ayuda posible, intentando recuperar aquello que perdió y que son objetos importantes, como heladera, cocina o su carrito para los bollos. También se realizó un estudio sobre el estado de la vivienda, pudiéndose constatar que solo los techos resultaron afectados, los que deberán ser arreglados. Las paredes están bien, solo necesitan limpieza y pintura.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...