Docentes de Orán se ven obligados a pasar en gomón

El próximo lunes todos los establecimientos primarios deben abrir sus puertas para preparar el inicio del ciclo lectivo, pero a pocos días de iniciar las clases, hay docentes que viven en Orán y no tienen cómo llegar a Los Toldos por caminos legales.

Los docentes que dan clases en la escuela de Los Toldos, del departamento Santa Victoria, denunciaron que deben poner en riesgo sus vidas para poder asistir al establecimiento educativo.

Es que con la pandemia el paso por la frontera con Bolivia se encuentra cerrado y la ruta provincial N§ 7, que el gobernador Gustavo Sáenz inauguró el pasado 9 de julio, se encuentra totalmente intransitable por las lluvias.

Por eso, la gran mayoría, que son de Orán, al no poder pasar la frontera por el puente se ven obligados a cruzar clandestinamente, desde Aguas Blancas a Bermejo.

Hace algunos días circula un video por las redes sociales donde uno de los maestros muestra el momento antes de subirse a uno de los gomones (embarcaciones precarias) en los que comúnmente se pasan mercaderías entre un lado y otro de la frontera entre Aguas Blancas y Bermejo, Bolivia.

Roberto Acosta, docente en Los Toldos, grabó un video en la misma playa del río Bermejo, del lado argentino, comentando la difícil situación por la que deben atravesar, no solo por el avance de coronavirus sino por el cierre de la frontera, lo que los obliga a pasar en los gomones, con el riesgo que ello implica.

El costo es de unos 400 o 500 pesos para cruzar el río.

"Un saludo para todos los docentes, colegas que están haciendo esfuerzos para llegar a los puestos de trabajo. Esta es la manera en que el Gobierno nos obliga a volver a nuestros puestos de trabajo, cruzando el río. Bendiciones a los docentes que se están esforzando, Dios los bendiga, compañeros docentes", se escucha decir a uno de los maestros momentos antes de embarcarse en la aventura de cruzar -ilegalmente- hacia Bolivia.

Un pueblo incomunicado

Desde hace uno tiempo pobladores de Los Toldos hacen oír sus reclamos por el aislamiento ante la frontera cerrada con Bolivia, rogando que los funcionarios y políticos hagan algo porque necesitan atenciones de salud, mercaderías y otro tipo de aprovisionamiento, por ejemplo combustibles, siendo la comunicación obligada con la ciudad de Orán.

Por ahora muchos pasan la frontera de manera semanal arriesgándose por los gomones, pero requieren de algún régimen formal por el puente internacional o con habilitación de las chalanas para las situaciones mencionadas, tal como ocurre con los camiones de transporte proveedores que si cruzan por el puente.

Desde la localidad solo reclaman que el Gobierno de Salta gestione métodos rápidos para poder utilizar el paso antiguo por Bolivia.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...