El campo salteño espera que el Gobierno nacional no avance en la suba a las retenciones

“No se descarta una suba de retenciones”, expresó la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco y las alarmas de alerta se encendieron en el campo. En diálogo con una radio porteña, la funcionaria aclaró que el Gobierno nacional no descarta subir las alícuotas a las exportaciones de materias primas para frenar el aumento en los precios de los alimentos.

Sus declaraciones se hicieron eco en el sector agrario y la respuesta del campo no tardó en llegar. La noticia cayó muy mal y los productores rechazaron los dichos de Todesca. Además expresaron que les “resulta difícil creer” que quieran implementar medidas que ya fracasaron.

Desde el campo esperan que Nación no avance con esta medida porque “indudablemente” va a generar una reacción del sector que tampoco tiene margen para que se le aumenten los impuestos. 

Además, expresaron que a este anuncio lo realizan cuando ya se sembró y que hay “mala fe” en la medida. “Es decir que sembraste con un número y vas a cosechar con otro, entonces también hay una mala fe en la medida porque vos ya la inversión la hiciste”, expresó Lisandro de los Ríos, gerente de Prograno.

Para la funcionaria nacional, “las retenciones son una herramienta técnica que permite desacoplar el precio nacional del internacional, para garantizar una oferta de alimentos a un precio razonable para los ingresos de las familias”. 

En diálogo con El Tribuno, el dirigente de Prograno comentó que no es cierto que desacoplando los precios vayan a bajar los alimentos y afirmó que para que haya una merma en los costos lo que se “deberían bajar son los impuestos” porque más del 50% del precio.

“Es mentira que el precio de los alimentos suba por el precio de la materia prima. Creemos que es un error grave querer subir las más las retenciones porque desincentiva la inversión y la producción, por ende al final del camino el Gobierno recauda menos”, expresó el representante de Prograno. 

Lisandro de los Ríos recordó que esta medida ya se intentó probar en el pasado y tuvo malos resultados. Durante la anterior gestión de Cristina Kirchner, la suba de las retenciones generó que caiga a la mitad la producción de trigo y de maíz y que caiga el stock ganadero en 10 millones de cabeza. “Es decir, está demostrado y no hace mucho tiempo, que esas medidas son malas, tanto para el sector como para el propio fisco”, agregó. 

Aumento por inflación

Para el gerente de Prograno, el principal problema que tienen los precios de los alimentos es la inflación y la pérdida de salario real que se produjo en el país durante los últimos años.

“Ni los alimentos, ni ningún otro producto va a bajar, en la medida que siga habiendo los niveles de inflación que hay”, expresó Lisandro de los Ríos. Y agregó: “A nosotros nos resulta caro todo, no solo los alimentos. Nos resultan caros en relación a nuestros ingresos. Las cosas son cada vez más costosas porque no se atiende el problema de fondo que es la inflación, que se genera porque vos gastas más de lo que recaudas genuinamente”. 

Aseguró que en la actualidad se está financiando el gasto a través de emisión monetaria al no poder tomar deuda. “Lo que están haciendo es emitir dinero sin ningún tipo de respaldo. Hasta que eso no se corrija los precios van a seguir aumentando más que los ingresos”, aseveró.

Cuánto aportan

Para el dirigente agropecuario, el Gobierno nacional decide avanzar sobre las retenciones porque necesitan recaudar más y saben que las retenciones son un mecanismo muy fácil de recaudación porque no hay forma de evadir ese impuesto. 

Desde Prograno hicieron el cálculo sobre cuánto aportará el sector del campo este año con las retenciones actuales, es decir del 33% en soja y del 12% al maíz y al trigo. Solo los productores de Salta en retenciones van a apostar casi 20 mil millones de pesos. 

“Entiendo que por decreto solo pueden subir para el maíz y el trigo hasta el 15% y en el caso de la soja ya deberían ir al Congreso a buscar una ley que les permita porque ya se llegó al tope del 33%. Si vos subís al 15% las retenciones en maíz y trigo a Salta le significan 1.200 millones de pesos más que va a pagar el campo”, agregó Lisandro de los Ríos.

Para tomar dimensión de la plata que aporta el campo, desde Prograno hicieron una comparación muy gráfica. Lo que aportan los productores de grano de Salta en concepto de retenciones equivalen a todo el presupuesto de seguridad de la Provincia para todo este año, a siete veces el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social, o al 75% del presupuesto de salud del 2021.

“A su vez, son fondos no coparticipables, es decir que van a la Nación y ellos disponen de esos fondos como se le ocurre, no es que un porcentaje vuelve a la provincia. Al ser un impuesto a las exportaciones es no coparticipable con las provincias entonces es plata que se va de acá, seguramente terminará en el Gran Buenos Aires donde el gobierno tiene el ojo puesto, porque es en definitiva es donde se definen las elecciones nacionales”, añadió.

Rentabilidad

Lisandro de los Ríos comparó la rentabilidad de los productores en el país vecino con la que tienen los argentinos. “Si vos cruzas la frontera a Bolivia y producís soja allá por una tonelada te pagan 500 dólares en mano. En Argentina te pagan 500 dólares, menos las retenciones te quedan U$S330, es decir que U$S170 te sacó el Estado y a su vez el tipo de cambio que te reconocen es a 80 pesos por dólar. Estamos hablando de dos negocios distintos”, remarcó el productor.

Al finalizar la charla, el gerente de Prograno remarcó que el Gobierno nacional “permanentemente” tiene que buscar enemigos y tener con quien rivalizar. “Cuando nos hablan de unir a los argentinos creemos que esta no es la forma, yendo contra los que generan riquezas y cuando es un sector que genera más del 50% de los dólares que ingresan al país”, finalizó.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...