"No puede ser que el único que haga abortos sea el Hospital Público Materno Infantil"

Los últimos días, el gerente del Hospital Público Materno Infantil, Federico Mangione, habló sobre las trabas que existen en Salta para que se garantice la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Sus declaraciones generaron controversias tanto entre quienes apoyan la legalización del aborto, como entre quienes se oponen a ella. 

Comentó que se hicieron 120 abortos farmacológicos en los centros de salud del área operativa norte y 42 intervenciones quirúrgicas en el hospital cabecera.

En diálogo con El Tribuno, Mangione reveló que muchas obras sociales y prepagas en la provincia derivan los pedidos de IVE al hospital público, ya que todas las clínicas y sanatorios privados se declararon objetoras. Desde otras localidades de la provincia también hay derivaciones porque algunos trabajadores son objetores.

Explicó que esto genera que el hospital se sobrecargue, cuando allí atienden no solo abortos no farmacológicos sino también a pacientes oncológicas y partos, entre otras situaciones, además de trabajar con la emergencia sanitaria por COVID-19.

Planteó que hay hipocresía en la sociedad, ya que muchos profesionales e instituciones se niegan a realizar la práctica por una cuestión de dinero y no por un convencimiento personal.

En entrevistas, usted dijo que en el hospital tienen pocos profesionales que no son objetores y pueden realizar la interrupción voluntaria del embarazo. ¿Pensaron en contratar personal en Salta que no sea objetor?

No hay... Estamos viendo si contratamos de afuera pero no hay... No se consigue. Las obras sociales y prepagas tratan de derivar todo al hospital porque no hay afuera. Nadie lo quiere hacer.

Yo ya he pedido a Buenos Aires para ver si se contrata, pero nadie me contesta.

Nosotros tenemos que hacer cumplir la ley.

En este momento, me critican de los dos lados por lo que dije... A mí no me molesta. Lo que dije es la verdad.

No quiero politizar porque ahí es donde está el problema. Más de uno lo toma como algo político, pero a mí no me interesa lo político. Me interesa la salud de ustedes, las mujeres.

"Las obras sociales y prepagas tratan de derivar todo al hospital porque no hay afuera. Nadie lo quiere hacer. Nosotros tenemos que hacer cumplir la ley". 

¿La falta de personal sería el problema principal?

Se necesita un conjunto de personas para hacer este procedimiento. No es solo el médico: es la enfermera, el anestesista... Puedo tener 10 médicos no objetores pero el camillero, el enfermero o el anestesista son objetores.

En algunos pueblos de Salta hay médicos que pueden hacer el aborto, pero los anestesistas son los objetores. Entonces los derivan a Salta. En otros, me dicen que todos los enfermeros son objetores y los derivan también. Me mandan de Orán, de Tartagal... 

En mi opinión, la ley no está bien hecha. Tiene algunos grises importantes que tendrían que revisar, por lo menos, los legisladores... A veces, nadie quiere hacerlo y no es tan fácil.

Yo estoy trabajando. Hice un juramento. Si la ley dice que hay que hacerlo, yo estoy tratando de que se haga pero no tengo cómo...

La otra es derivar las pacientes a otra provincia donde esto se haga sin problemas.

¿Planteó esta situación ante el Ministerio de Salud?

Sí, ellos tienen el mismo problema. Desde el Ministerio de Salud tienen que solucionarlo. Yo me ocupo de este hospital y de mi área operativa.

No es solo una cuestión de dinero. El problema es también si me sobrecargan el hospital. Hoy tengo 64 por ciento de ocupación, pero el fin de semana pasado llegue a tener un 96 por ciento...

¿Ya se reunió con gerentes de obras sociales y prepagas?

Sí, ya me reuní. Todos me plantean el mismo problema: hay clínicas privadas que ya se han declarado objetoras, que directamente no lo van a hacer.

Como te decía, no es solo el médico el que no tiene que ser objetor. En una intervención, necesito el anestesista, la enfermera, el camillero, la que la va a cuidar cuando entre... Todos esos no tienen que ser objetores.

En una entrevista, el secretario de Salud (Martín Flores Perazzone) dijo que son 19 los médicos no objetores, pero no aclaró si el camillero, el que limpia la habitación o el enfermero son objetores...

Si ellos se declaran objetores, no puedo hacer ninguna intervención porque el médico no puede hacer solo las cosas.

¿Qué le dijeron las obras sociales y prepagas?

Me dijeron que todas las clínicas son objetoras. Entonces se les hace difícil dónde derivar y me sobrecargan a mí. Saquemos la hipocresía y que cada uno se haga cargo de lo que le corresponde.

Cuando me llamaron de varias prepagas, les dije que no se laven las manos. La ley está y la tengo que hacer cumplir pero no puede ser que el Materno Infantil sea el único que haga esto.

Estamos sobrecargados con el trabajo. Tengo pacientes oncológicos, otros que van a nacer... Además, la pandemia.

"El que no es objetor es discriminado"

Muchos profesionales cobran por hacerlo por privado de manera ilegal...

Ilegal y clandestina. Yo estoy convencido: aumentale el valor a 50 mil pesos y van a aparecer un montón que lo van a querer hacer.

Cuando digo las cosas, es porque lo vivo y lo charlamos constantemente y nadie se anima a decirlo.

El problema es que, en la actualidad, una obra social paga 1.500 pesos un legrado en la parte privada. Los dueños de las obras sociales y prepagas no quieren poner 60 mil pesos. Entonces, hacen lo más fácil y la mandan a que vaya al hospital...

"El misoprostol valía repoco antes de que apruebe la ley. Si, por ejemplo, antes salía 500 pesos, ahora sale 4 mil".

Eso sería en los casos en los que no se puede hacer aborto farmacológico.

Claro, pero, por ejemplo, el misoprostol valía poco antes de que se apruebe la ley. Si, por ejemplo, antes salía 500 pesos, ahora sale 4 mil. Es todo un negocio encubierto y nadie se anima a decir cómo va.

Yo, como gerente de un hospital, tengo que proteger a mis médicos y a mis pacientes y tengo que advertir que el hospital no es solo un lugar de aborto. 

¿Las profesionales no objetoras están cansadas?

Están agotadas. Imaginate, pasaron de hacer una o dos a hacer siete u ocho intervenciones por semana. No pueden salir de vacaciones y yo les tengo que pagar por aparte.

Además, son discriminadas. Eso también hay que decirlo. El que no es objetor es discriminado. A mí me acusan de asesino por lo que estoy diciendo...

¿Están haciendo capacitaciones en el hospital?

En mi hospital se hacen capacitaciones pero van los que quieren hacerlas. Yo no puedo obligarlos si dicen: “Soy objetor, no me interesa”. Nosotros capacitamos a la gente que quiere hacerla. El recurso es escaso. 

En mi opinión, fue un poco acelerada la ley. No se ha llamado a todos los interesados ni a todos los que van a cumplir. Para hacer cumplir una ley, tenés que tener los recursos humanos y económicos. Olvidate de lo económico: el problema más grave es el humano.

El que no es objetor es discriminado. A mí me acusan de asesino por lo que estoy diciendo...

Usted dijo que necesitan más presupuesto. ¿Ya hicieron el pedido?

Sí, ya lo hicimos. Saqué los cálculos de cuánto se gasta...

Estoy convencido de que afuera hay gente que lo hace y que no lo quiere hacer porque no le conviene económicamente. De eso nadie habla.

Sería bueno que algunos se saquen las caretas...

Exactamente, que se saquen las caretas y dejen de actuar varios de Poncio Pilatos porque algunos hablan y me dicen que no están de acuerdo: “Hacete cargo vos porque yo no lo puedo hacer”.

Este debate se tenía que plantear alguna vez. La gente tiene que saber que esto es lo que pasa. 

Yo estoy a favor de la ciencia y de proteger vidas. Yo no me opongo a la ley. Antes se hacían el aborto con una curandera y se morían en las casas. Esto es un avance.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...