“Lo que pase con la vacuna va a ser crucial en la economía”

Jorge Paz es doctor en Demografía y también en Economía, además es investigador del Conicet y docente en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNSa, e integrante del Ielde. Sus trabajos se centran en la pobreza y en el trabajo. El Tribuno dialogó con él para entender los números de la economía que se traducen en realidades.

¿En qué grado la pandemia, parados aquí y ahora, ha afectado la economía?

Los indicadores para seguir la evolución de la economía están mostrando un efecto rebote muy fuerte, la actividad económica se está recuperando de manera muy vigorosa, algo que se esperaba. Ya en las proyecciones que había hecho el FMI, apenas iniciada la pandemia, ellos presentaron estimaciones y después las modificaron un poco, y mostraban que la Argentina iba a tener una caída muy fuerte del producto, y al final terminó siendo del 12% la caída de la actividad económica debido a la pandemia y una recuperación igualmente fuerte, llevando la economía por sobre el nivel que tenía antes de la caída. Y eso es lo que estamos viviendo ahora; estamos observando un crecimiento muy rápido de la actividad económica, y eso está íntimamente relacionado con las condiciones de vida de la población, la pobreza empezó a ceder, había aumentado muchísimo. 

¿Qué cifras se manejaban?

A nivel de Argentina, había aumentado al 47%, y venía, recordemos, con el 35% de la población por debajo de la línea de pobreza en 2019. Se fue al 47 en el segundo trimestre, el momento más serio del bloqueo. Porque, en realidad, la pandemia para la economía no es nada, lo que la gente y el Gobierno hacen para evitar el contagio y que nos lleva a la cuarentena y todo lo que sabemos, eso es lo que provoca la caída de los ingresos y de la actividad económica. Cuando se empezó a levantar un poco el bloqueo ese aumento de la pobreza, debido a la caída de los ingresos y el trabajo, empezó a bajar nuevamente, y nosotros de acuerdo, a las estimaciones que tenemos dentro del Ielde, calculamos que hacia fin del año pasado, principios de este año, ya llegamos al nivel que teníamos el 2019, que es de un 35%, a nivel nacional, y un 42, 43% en Salta, más o menos, de pobreza, que es altísimo, pero se está volviendo a índices de un año atrás...

Y qué proyecciones hay en Salta para fin de año, ¿qué puede pasar?

Se puede prever con un alto grado de error y de imprevisibilidad, porque no sabemos qué va a suceder con la vacuna. Hay muchas variables que inciden en lo que va a pasar de aquí a fin de año y que no dependen de las decisiones de los gobernantes, dependen de otras cosas que están y que, probablemente, superen lo que pueden hacer los gobernantes locales, nacionales, y estoy pensando básicamente en la vacuna. Lo que pase con la vacuna a va a ser crucial. Si la vacuna llega y funciona va a ser una historia y si no sucede eso va a ser otra. Hay dos escenarios contrapuestos que dependen de este hecho fundamental: si logramos superar esta instancia y no tener una segunda o tercera ola y superar también a los agoreros estos que salen a decir que hay otra cepa mortal y la gente se asusta, y se toman medidas a veces relacionadas con esto. Se asustan legítimamente, porque siempre provoca cierta zozobra y angustia pensar que uno puede enfermarse, que un familiar, una persona mayor puede morir. Ha sido muy fuerte el impacto que ha tenido la pandemia; entonces, los efectos en la población son lógicos y los temores de los gobernantes también. Hemos escuchado al Presidente estos días decir que lo importante era la salud y que si había que volver a la cuarentena se vuelve. Entonces, lo que suceda en término de los alcances de la vacuna y el poder de protección que tenga va a marcar el rumbo de la actividad económica.
Según las proyecciones de organismos internacionales para todos los países, esto va a seguir caminando, va a seguir evolucionando bien la economía y volveremos a los niveles que teníamos antes de toda esta historia. Habremos perdido quizá un año o dos en posibilidades de crecimiento y de recuperación económica y habrá que levantar de nuevo el barrilete. Pero depende crucialmente de esas variables, que se nos escapa a los analistas para dar más o menos certeras.

¿Esos datos de pobreza son certeros?

Todavía no tenemos los números. El 2019 cerró con el 35%, más o menos, y calculamos que estamos en el 36, 37% hacia fines de 2020, y ahora debe estar convergiendo a ese nivel de 35%. Y en Salta tenés que sumarle siempre a ese valor 8 puntos más o menos; es decir que si estamos a nivel nacional en 35%, estaremos en un 43% aquí, una pobreza muy elevada. Pero en la pandemia superó el 50%, casi un 60% en Salta, a nivel país llegó al 47% en el peor momento, el segundo trimestre del 2020. No tenemos muchos datos porque el Indec va a dar a conocer los valores del año pasado en mayo, ya llegando casi a mitad de este año. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...