José Rivera, el personaje que genera humor y que marcó sello personal

José “Mortadela” Rivera es un artista salteño que lleva más de tres décadas reuniendo el humor y la música arriba de los escenarios. Su personaje de “Yésica, la Insaciable” no necesita de presentaciones, cuenta con amplia repercusión en el Noa, y en los últimos años penetró en el circuito de las bailantas de Buenos Aires. También apareció en los medios más importantes del país.

La cuarentena

Rivera ahora le dio vida a “Florindo Silvano Rosas”, un gaucho distinto a los demás. “Hace muchos años que rondaba esta idea por mi cabeza, pero por diferentes motivos jamás pude avanzar en el proyecto. En el tiempo de cuarentena me puse a trabajar en el personaje y finalmente el anhelo se hizo realidad. Grabé el material discográfico ‘El humor hecho folclore’, donde reversioné grandes clásicos del canto popular. Incluí once canciones en la placa”, aseguró el artista salteño.
En el material, el cantante incluyó: Chacarera del gordo, Escondete mi amor, Anda salvaje, Nuestro juramento, Zamba para olvidarte, Odiame, Roberto, El muñeco, Me duele, Por ti me juego el alma, y Amor de los yuyarales.

Explosión

El impacto con el público de este personaje fue a primera vista “Grabamos el disco en tan solo una semana. Desde el primer día explotó en las redes sociales. La gente empezó a darme aliento y también algunos mimos. Además, me llegaron innumerables ofertas para contratarme. La verdad que aún no salgo de mi sorpresa por la revolución quie causó este gaucho distinto”, sostuvo Rivera.
Este hombre que arranca sonrisas y diversión en épocas difíciles, tiempo atrás, también personificó el personaje de JR, un cantante romántico que deposita canciones del ayer.
“Hace unas semanas tuve el orgullo de grabar a dúo con José Rodolfo, cantante auténtico del Grupo mexicano Miramar, que cuenta con una dilatada trayectoria en Latinoamérica. Cantamos ‘Una lágrima y un recuerdo’, en dos versiones: cuarteto y cumbión. Fue gestión del mánager José Arce, quien ya me está diagramando una gira por México para los próximos meses”, dijo el artista, quien agregó “En los próximos días estaremos en Córdoba, con actuaciones y distintas notas en los medios locales. El fin de semana participé de diferentes fiestas en el norte provincial. Parece mentira pero ya pasaron 31 años de la primera aparición de Yésica, y cada día el público reclama más su presencia. También es importante destacar el espacio que ganamos en Buenos Aires, donde parecía que era imposible llegar”.
Sin dudas, José Rivera es un personaje sumamente querido, reconocido y también solidario. La base de mi trabajo es siempre el respeto. Estoy totalmente en contra de todo tipo de discriminación. Junto a mis nueve músicos, que forman parte del show, recorremos fiestas patronales, locales bailables y también festivales a beneficio para aquellos que más lo necesitan. Yésica es un personaje muy solidario”, destaca sin dudar.

El apego con la gente

José reconoce el enorme cariño que la gente de las distintas localidades del interior salteño siente por Yésica la Insaciable. “El cariño de la gente es muy grande. Busco hacer reír, pero sin insultar ni decir malas palabras. Y eso se valora mucho”, afirmó José.
El personaje de Yésica surgió hace 31 años, cuando José cantaba melódicos en un conocido local nocturno. Fue allí dónde incursionó por primera vez en el transformismo. Al ver la gracia que causaba en el público, decidió pulir su personaje y desde entonces no se bajó más de los escenarios.
Hoy, su mujer de toda la vida, Marina Alvarez, con quien lleva casado 35 años, y su hija Valeria, de 16, se encargan de todos los detalles del vestuario, el peinado y el maquillaje. Nada queda librado al azar. “Mi señora es peluquera y me prepara las pelucas. Con mi hija se encargan de toda la parte estética. Sin ellas nada sería posible, son las luces que me alumbran el camino. Lo mejor que me regaló la vida fue mi esposa y mis hijos Valeria y Rafael. Mi señora estuvo siempre a mi lado y más aún en los momentos difíciles, es una mujer de fierro”, resaltó Rivera.
Este salteño también estuvo vinculado al boxeo. También se relacionó a la locución y animación de eventos. “Fuí campeón argentino amateur de la categoría welter, también subcampeón latinoamericano, en el certamen que se desarrolló el ciudad boliviana de La Paz. Me dieron la medalla olímpica como mejor boxeador del año, entregada por diario El Tribuno. En el campo profesional llegué a enfrentarme con el santafesino el ‘Zurdo‘ Vazquez, quien fue campeón mundial”, remarcó José, quien con estas palabras “Estoy donde me necesitan, trato de devolver un poquito de lo mucho que me dió la gente. Además, mis personajes son pícaros no atrevidos, es para toda la familia”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...