El MAS ganó  en La Paz y la  oposición en  Santa Cruz

En los comicios subnacionales de ayer en Bolivia la gobernación de La Paz quedó en manos del oficialista Movimiento Al Socialismo (del presidente Luis Arce y el líder Evo Morales), mientras que en la gobernación de Santa Cruz se imponía el opositor Creemos, según las encuestas en boca de urna publicadas anoche en medios locales. Los resultados oficiales se iban a conocer entrada la madrugada, ya que la elección se extendió de ocho a nueve horas, y el recuento de las boletas era manual.

De acuerdo a estos sondeos en boca de urna, el candidato del MAS, Franklyn Flores sería el nuevo gobernador de La Paz, al haberse impuesto por cerca del 37% de los votos.

En tanto, en Santa Cruz de la Sierra, Luis Fernando Camacho -del opositor Creemos- llegaba a la gobernación con más del 55% de los sufragios. Según analistas, el triunfo de Camacho fue posible gracias a la suma de votos de otros partidos opositores que llevaron candidatos propios a las alcaldías pero adhirieron a la candidatura de Camacho a nivel gobernación.

Jornada tranquila

Ayer millones de personas votaron en las elecciones provinciales y municipales en Bolivia en un clima de tranquilidad y orden, pese a la pandemia y a solo medio año de las presidenciales que marcaron el retorno al poder del Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales.

La votación comenzó a las 8 (las 9 en la Argentina) y concluyó a las 17 (las 18 en la Argentina) y unos 7,1 millones de ciudadanos empadronados estaban habilitados para votar en los comicios para elegir gobernadores para los nueve departamentos (provincias) e intendentes para los 336 municipios del país, entre otros cargos.

Entre los primeros que votaron se destacaron el presidente, Luis Arce, y su antiguo jefe y antecesor, Evo Morales. "Hoy el pueblo boliviano consolida la recuperación de la democracia que empezamos en octubre del año pasado", afirmó Arce tras emitir su voto en La Paz, cerca del mediodía y más de dos horas después de lo anunciado porque la ausencia de jurados demoró la instalación de su mesa. Previamente el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, dijo que Bolivia es "el primer país en el mundo que organiza dos elecciones de cobertura nacional en la época de la pandemia" de COVID-19, en el acto inaugural de la jornada electoral, apenas minutos antes de que los primeros ciudadanos depositen sus votos, según la agencia de noticias Sputnik. El TSE calificó como "ordenada, pacífica y con alta participación ciudadana" a la primera mitad de los comicios regionales en los que se renuevan los gobiernos de los nueve departamentos y los 336 municipios del país. El mandatario boliviano no asistió al acto, al que estaba invitado, y dijo que "mientras esté la OEA, nosotros no vamos a acudir a ninguna invitación del órgano electoral", tras recordar a periodistas sobre "el papel nefasto de la OEA en las elecciones de 2019". La OEA realiza en esta elección, como en las anteriores, una labor de observación. Arce también lamentó que algunos medios hayan calificado con una baja participación y sostuvo que "hay algo que no está bien" en el proceso y que el TSE deberá analizar.

Morales, en tanto, votó en Cochabamba y llamó a todos los bolivianos a votar en masa.

"La participación en las distintas elecciones siempre ha sido de más del 90%, un récord a nivel latinoamericano. Hay que convocar a los bolivianos a participar y que conscientemente decidan cuál es su mejor candidato", manifestó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...