Pelea kirchnerista por el nombre Frente de Todos

Desacuerdos internos por candidaturas partieron al sector kirchnerista y dos sectores se meten en una pelea por llevar el nombre Frente de Todos en las próximas elecciones, que por ahora el Gobierno provincial mantiene para el 4 de julio.

El Partido de la Victoria por un lado y cuatro partidos por otro lado, hicieron reserva del nombre Frente de Todos ante el Tribunal Electoral de la Provincia.

Si se judicializa la disputa, lo más probable es que la denominación electoral insignia del espacio K nacional no figure en Salta en los próximos comicios locales.

Mientras la atención política del fin de semana último estuvo centrada en las definiciones de la Convención de la UCR y la elección de autoridades del PRS, cuatro partidos identificados con el kirchnerismo sellaron una alianza que no contempla al Partido de la Victoria y a otras fuerzas.

Diego Arroyo por Kolina, Ramiro Escotorín por Unidad Popular, Elia Fernández por el Frente Grande y Nerina María Rivera por el Partido del Trabajo y el Pueblo patearon el tablero, firmaron el domingo un acuerdo aliancista y decidieron hacer reserva del nombre Frente de Todos.

Esta maniobra fue advertida por el Partido de la Victoria y en una rápida reacción, ayer a primera hora también presentaron la documentación para reservar el mismo nombre: Frente de Todos.

El Partido de la Victoria hizo el trámite de manera presencial ante el órgano de control electoral, mientras que los otros cuatro partidos lo hicieron a través de mesa de entrada virtual.

En este caso no se tiene en cuenta quién hizo primero la presentación y el pedido de ambos sectores deberá ser resuelto por los miembros del Tribunal Electoral que preside el titular de la Corte de Justicia, Guillermo Catalano.

Políticos que manejan la jurisprudencia electoral recordaron que el criterio que se viene adoptando en este tipo de situaciones es que, si el desacuerdo persiste, no se concede el uso a uno de los sectores. En consecuencia, el nombre electoral insignia del espacio K nacional corre el riesgo de no figurar en las próximas elecciones provinciales.

La dispersión kirchnerista anticipa también un nuevo panorama con relación a la cantidad de frentes que se conformarán para disputar los cargos en juego.

Ahora se perfilan seis frentes. Dos por el espacio electoral que lidera Gustavo Sáenz y dos producto del quiebre que se registra en el sector kircherista.

Un frente de izquierda que integrará el Frente de Unidad de los Trabajadores, partido que arman Claudio del Plá, Cristina Foffani y Pablo López tras haber sido expulsados del PO.

La sexta alianza es la que por ahora acuerdan el PRO y el partido olmedista Ahora Patria. En este espacio venía dialogando el radicalismo pero aún no termina de sumarse.

El espacio gobernante provincial iría con dos facciones frentistas para apostar a candidaturas clave como son la de senador por Capital y la de convencionales constituyentes.

Uno de los frentes del oficialismo se conformará con los partidos que llevaron a la gobernación a Sáenz, al que se sumarían los celestes del PRO y en el que se contemplaba también al PRS. El triunfo de Jorge Folloni, nuevo presidente electo del PRS, no garantiza la inclusión renovadora, un paso que ya tenía previsto dar el sector que lidera Cristina Fiore pero que quedó en el aire al perder la interna partidaria.

El espacio gobernante provincial integraría el otro frente con el PJ, Memoria y Movilización y Libres del Sur. Esta última fuerza, que encabeza Carlos Morello, en las elecciones del 2019 formó parte del kirchnerista Frente de Todos.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...