Argentina, el país con peores niveles de yodo en toda América

De acuerdo con el último estudio sobre el estado del yodo en las poblaciones, realizado por la Red Mundial de Yodo en 2019, la Argentina ocupa el último lugar entre los países del continente americano.

Mientras hay países con exceso de yodo, que llevan adelante políticas públicas para disminuirlo, la Argentina está muy cerca del límite de lo que se considera adecuado.

"Hasta hace dos años, Haití era el peor y ahora nosotros quedamos últimos", mencionó López Linares y aclaró que casi todos los países tienen yodo en los alimentos industrializados, menos la Argentina.

La investigadora evaluó que debería revisarse la histórica ley N° 17529/67, iniciativa del doctor Arturo Oñativia, que obligó a suplementar con yodo la sal para uso doméstico, pero eximió de esta obligación a los alimentos industrializados.

Salta es la única provincia que mediante ley provincial obliga a que se incorpore sal yodada, al menos, en los productos panificados.

López Linares comentó que la Argentina está muy atrasada en relación con las políticas públicas para garantizar la ingesta adecuada de yodo en la población. Explicó que es uno de los pocos países que no tienen suplementación de yodo durante el embarazo.

La experta consideró que es necesario que aumenten los controles del Estado, tanto en las plantas productoras como en el mercado. Explicó que mientras en algunas unidades de bromatología en Perú procesan de 100 a 120 muestras de sales por día, en toda la Argentina se hacen 130 por año.

"Se debe hacer un control sistemático todos los días para asegurar a la población que circulan sales yodadas", señaló y observó que debería haber un trabajo de control mucho más firme por parte de las áreas de Bromatología de los municipios y de la Provincia.

Sin encuestas ni programa

La investigadora mencionó que en la Argentina no se hacen encuestas nacionales que incorporen al yodo como prioridad en la política pública, aunque este país es el único de América del Sur que tiene un laboratorio certificado para hacer estos estudios.

En 2020, el CNIN de Anlis Malbrán, ubicado en Salta, obtuvo por tercer año consecutivo la certificación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, la sigla en inglés) de Estados Unidos. Esta distinción les permite realizar las encuestas nacionales a otros países de la región. "Es un honor para los salteños y para la Argentina", aseguró López Linares. "Solo nos falta la decisión política de hacer un programa a nivel nacional", agregó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...