Tras 15 años, comenzará el juicio contra los Castedo

Una década y media tuvo que pasar para que la Justicia ordinaria de Salta empiece a juzgar a los hermanos Delfín Reynaldo y Raúl Amadeo Castedo, narcotraficantes de grueso calibre. Desde hoy, en la Sala I del Tribunal de Juicio de Orán, empezarán las audiencias de debate por el crimen de Liliana Ledesma, ocurrido en septiembre de 2006 en la ciudad de Salvador Mazza.

Fuentes del Poder Judicial de Salta informaron que está previsto que la audiencia comience a partir de las 8.30 y se extienda hasta el viernes que viene. Los Castedo están imputados por los delitos de "homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y encubrimiento en perjuicio de Liliana del Valle Ledesma".

El Tribunal estará integrado por los jueces Edgardo Laurenci, Raúl Fernando López y Claudio Alejandro Parisi. En total se escuchará a 18 testigos y el viernes será el turno de los alegatos y el posterior veredicto.

En representación del Ministerio Público Fiscal intervendrá la fiscal penal del GAP Claudia Carreras. La querella será representada por el abogado David Leiva y en ejercicio de la defensa de los hermanos Castedo intervendrán Horacio Daniel Morales y Mariano Ariel Álvarez.

Por el aberrante asesinato de la mujer de 34 años, en 2010 en la ex Cámara en lo Criminal de Orán condenaron a perpetua a María Graciela Aparicio, quien el 21 de septiembre de 2006 llevó engañada a Liliana al lugar donde fue emboscada, y los asesinos, sindicados sicarios del clan Castedo, Aníbal Tárraga, Lino Ademar Moreno y Casimiro Torres.

Ante el definitivo inicio del juicio para hoy se espera una jornada movida en San Ramón de la Nueva Orán donde se desarrollará el juicio hasta el viernes, movida que obedece al traslado de los peligrosos narcos desde el Servicio Penitenciario Federal de Ezeiza hacia esta provincia, más precisamente a la cárcel Federal de Güemes y desde ahí a los tribunales de Orán. Delfín Castedo estuvo más de una década prófugo de la Justicia, el ciudadano boliviano fu detenido en 2016.

Desfiguraron su rostro y dejaron un mensaje

Liliana denunció públicamente a los hermanos Castedo.

Los Castedo querían adueñarse de las tierras para ser los dueños de la frontera norte. Liliana Ledesma se opuso y los narcos no tardaron en pasar factura. En escuchas telefónicas, una de las pruebas, quedó expuesto el crimen premeditado de la salteña.    
La víctima había hablado denunciando que Delfín Castedo bloqueaba los caminos de la zona, donde no solo estaban los campos narcos sino también de familias donde trabajaban la madre tierra.
Castedo, quien según la Justicia pasaba por ese lugar la droga con destino a Europa, mandó a matar a la mujer quien recibió siete puñaladas, dos mortales y el resto en la zona de la boca como signo de un mensaje mafioso.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...