Las ganas de correr no se miden por la edad

La historia la escriben los que se animan, los que aceptan los desafíos sin importar el famoso “que dirán”. A Alfonso Limpias se le nota en el rostro su corta edad, apenas tiene 14 años, pero se animó correr y el próximo domingo será uno de los pilotos más jóvenes en disputar el Zonal del NOA. 
Esteban Cístola y Maxi Avila son otros pilotos que corrieron a muy corta edad el Zonal del NOA. Alfonso se suma a ese pequeño grupo con sus catorce años para correr en un Fiat 128 de la categoría Standard, la más numerosa del certamen. Ya el año pasado hizo una participación sobre las fechas finales, pero ahora se sube al auto para correr toda la temporada y apostar a sumar muchos puntos con el fin de pelear los primeros puestos hasta el final del calendario. 
Por lo pronto, Alfonso tiene sus objetivos bien claros. “Para el domingo solo espero terminar entre los diez primeros, ver la bandera a cuadros”, señala el juvenil piloto a El Tribuno. Ya para pensar a largo plazo dice que espera llegar “a las categorías nacionales, como el TC o el Súper TC2000”. 
Como le pasa a la mayoría de los pilotos, Alfonso tuvo la escuela del karting, corrió las temporadas 2018 y 2019 del Anual salteño, siendo campeón de la categoría Amigos hace un par de años. Ahí ganó algo de experiencia, en un mundo donde la esencia es la misma que correr en autos con techos, pero esta última requiere nuevas aptitudes al manejar una máquina de mucho mayor peso en un circuito de proporciones más extensas. 
“Comencé a probar y me gustó mucho. Todas las semanas íbamos a girar para familiarizarnos con el auto y así comenzó todo esto”, comentó Alfonso. Cuando habla en plural se refiere a que siempre estuvo acompañado por su papá Gustavo Limpias, excorredor de karting cuando las carreras se realizaban en el autódromo Martín Miguel de Güemes. 
El mismo escenario servirá de contexto para la presentación de Alfonso en la temporada 2021. Estará asistido por el equipo Masciarelli Competición, una de las estructuras de mayor experiencia en el automovilismo local. 
“Interiormente analicé que tenía que probar algo nuevo, fui evolucionando y me gustó”, contó Alfonso sobre la decisión de dejar los monopostos para pasar a los autos con techo. La semana pasada realizó pruebas comunitarias para continuar con la puesta a punto y el próximo sábado se darán las puntadas finales para dejar la unidad en condiciones. 
“Ya estoy acostumbrado a como reacciona el auto, a como va, si se va de cola o de trompa”, agregó el juvenil, que además tiene gustos por el ciclismo y el squash; su día a día se completa con sus estudios secundarios. 
“Por ahora los nervios no se sienten, tenemos todo en orden para correr el fin de semana”, cuenta Alfonso, descontando los días para salir a pisar el acelerador a fondo en el Güemes. Será su primera aparición en la temporada, tras la tercera fecha seguirán nuevos desafíos para este chico de 14 años que vive el automovilismo de una manera especial.
Cada giro será una experiencia nueva para Alfonso dentro de la competencia más exigente que tiene el automovilismo de la región, que vio a correr a otros juveniles que hoy son realidad en el deporte motor a nivel nacional como Esteban Cístola y Jeremías Olmedo, entre otros. Ver la bandera a cuadros es su meta para el domingo, luego llegarán nuevos objetivos para seguir alimentando sus ganas de correr. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...