Adicta asesinó y torturó a su tío para robar un TV

La mujer de 45 años y con problemas de adicción que fue detenida acusada de haber torturado con quemaduras de plancha y asesinado a puñaladas hace un mes a su tío, un jubilado español, en el barrio porteño de Boedo, se negó a declarar ante la Justicia.

La imputada María Laura Peralta prefirió hacer uso de su derecho de no declarar.

Peralta está detenida desde el domingo por "homicidio triplemente calificado por haberse cometido con ensañamiento, por el vínculo (sobrina) y por haber sido cometido con el fin de asegurar la consumación del robo y lograr su impunidad" (criminis causae), delito que prevé una pena de prisión o reclusión perpetua.

El crimen que le imputan es el de su tío Antonio Landeira (87), ocurrido el 15 de abril pasado en la vivienda del jubilado español, en la calle Metán 4282 del barrio de Boedo.

La autopsia determinó que Landeira murió de cuatro puñaladas en el hemitórax izquierdo, pero que previamente fue sometido a torturas -tenía un total de 47 lesiones-, con golpes, cortes y quemaduras de plancha eléctrica en el 15 por ciento de su superficie corporal.

Se determinó que el o la autora del crimen se llevó un televisor de 50 pulgadas, dos celulares y un disco rígido. En una de las transcripciones de escuchas telefónicas, Peralta contó: "Tengo una pantalla 50 pulgadas, voy a ir a la Zavaleta para que me den plata". "¿Él cómo está? ¿Fue?", preguntó la cuñada en alusión a si la víctima estaba muerta y Peralta respondió: "Sí, me tengo que ir a cambiar porque estoy chocolateada", manchada con sangre.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...