¡Que siga la fiesta... para algunos!

“Maldita cocaína”, “maldita crisis económica”, “maldita injusticia”. etc. etc. etc. Y ahora, “maldito coronavirus”. Y como en toda crisis, muchos se perjudican y algunos se benefician, sin importar las consecuencias generales.
Mientras nuestro país y el mundo vuelven a detenerse para enfrentar una nueva ola de contagios y el deporte apoya al Gobierno nacional, no solo los privilegiados por la vacunación, principalmente allegados a la política de turno, sino también los “exceptuados para hacer negocios”, vuelven a florecer.
Los clubes ponen freno a las competencias sin público, los negocios siguen cerrando y el desempleo sigue creciendo, pero “a nadie le importa”, como diría Juan Luis Guerra en “El costo de la vida”.
Y la Argentina muestra otra vez la esclavitud hacia ciertos poderes y frente a las copas Libertadores y Sudamericana, mira hacia otro lado y prioriza la televisación y el sponsoreo de sus organizadores, que le permitirán plata fácil a las arcas del Estado.
Y con la Copa América a la vuelta de la esquina vuelve a mirar al costado, aunque le esté pisando los talones la fase 1 de la pandemia.
Total, si los clubes locales no dejan el mismo botín, que siga la fiesta para algunos.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...