La plaga del pasto cubano asola a productores del Valle de Lerma

Productores agropecuarios del Valle de Lerma recurrieron a la Sociedad Rural Salteña con el pedido, ya urgente, de que se tomen acciones para combatir la plaga del pasto cubano, que poco a poco invade sus campos. Ese fue uno de los temas principales que trataron los directivos de la entidad agraria con el ministro de la Producción de la Provincia, Martín de los Ríos, en una reciente reunión que mantuvieron y en la que se definió conformar una mesa de trabajo para controlar al yuyo arraigado desde hace 40 años en la provincia.

"Hemos planteado trabajar en conjunto con el Gobierno y estamos haciendo contacto con el Inta. La idea, al principio, sería ver de formar consorcios para eliminar esta maleza por sectores", adelantó a El Tribuno el presidente de la Sociedad Rural local, Carlos Segón.

"Como es un tema que recién encaramos, la idea es primero organizar. Una mesa de trabajo verá cuáles son las mejores tareas que se podrían hacer y cómo organizarlas y, a partir de eso, la idea es convocar a los productores para poner en marcha el trabajo", explicó el dirigente.

El énfasis en el trabajo coordinado entre diferentes áreas se debe a que es clave para tener alguna oportunidad contra el pasto cubano (Tithonia tubiformis), que tiene una gran facilidad para multiplicarse. De nada sirve eliminarlo en una finca, por ejemplo, si en el campo contiguo no se hace lo mismo y asimismo en las banquinas de rutas o caminos aledaños.

Las semillas de la planta invasora se dispersan por viento, agua de riego y maquinarias, entre otros. Se distribuyen con facilidad a gran distancia y se mantienen activas varios meses a la espera de altas temperaturas y suficientes lluvias.

Se estima que un ejemplar de pasto cubano puede alcanzar a producir un promedio de 500 flores y cada flor llega a diseminar 40 semillas fértiles, es decir que por planta hay aproximadamente unas 20.000 semillas en condiciones de germinar.

"El pasto cubano es muy invasor, no solamente está en el Valle de Lerma sino que también se está extendiendo por la ruta provincial 5 hacia el departamento de Anta, pero hoy el foco de la infección está en la zona de Rosario de Lerma, Chivilme y El Carril", advirtió Segón.

Segunda oportunidad

A mediados de 2018 la administración del Gobierno provincial de ese entonces presentó la idea de elaborar un plan de manejo del pasto cubano en conjunto con Jujuy, pero la iniciativa acá no prosperó. En cambio, en la vecina provincia si hubo distintos avances contra la maleza desde el Estado con diferentes acciones.

En lo normativo, la responsabilidad de combatir las malezas se divide entre la parte pública y la privada.

Por disposición del decreto 6704/63, los propietarios, arrendatarios y ocupantes de un terreno están obligados a efectuar por su cuenta el manejo de la maleza.

Y en tierras fiscales, nacionales, provinciales o municipales, establecimientos públicos, caminos, vías férreas y vías públicas, corresponde efectuar el manejo de los yuyos invasores a las autoridades de las que dependan.

Una solución que aterra

Más allá del avance del pasto cubano en los campos productivos de la provincia, en la Sociedad Rural Salteña observan con estupor el desenlace que podría tener el conflicto generado por el cierre de las exportaciones de carne, con el que el Gobierno nacional intenta frenar la escalada de precios de ese producto en el país.
“El conflicto está trabado en primer lugar porque el sector productivo quedó afuera de las conversaciones”, empezó explicando el presidente de la Sociedad Rural, Carlos Segón. 
“El Gobierno tomó este tema en una negociación con un consorcio de frigoríficos que son los mayores exportadores, que se llama grupo ABC, y en realidad lo que están negociando es cómo ponen algo de carne barata, sobre todo, en el conurbano bonaerense, a cambio de que se liberen las exportaciones”, continuó el dirigente.
“Lo que están poniendo como moneda de cambio para destrabar el conflicto es la posibilidad de que este grupo exportador tenga la concentración de toda la compra de la mercadería que se exporta a China, lo cual será muy perjudicial al productor porque bajará mucho el precio de esa mercadería, que es la que no se consume en la mesa de los argentinos”, aseguró Segón.
Sostuvo, además, que la intención de controlar el precio de la carne con el cierre de las exportaciones “produce un efecto totalmente contrario al que el Gobierno pretende”.
En esa línea, desde la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya) ya advirtieron que podría faltar carne desde mañana, como consecuencia del cese de comercialización que impusieron desde el sector rural.
La respuesta del presidente Alberto Fernández no se hizo esperar. Afirmó, en una entrevista, que las exportaciones de carnes retornarán cuando el Gobierno tenga “resuelto el tema”.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...