El pasado 9 de mayo El Tribuno publicó un pedido de auxilio, un grito desesperado que venía de una escuela y que circulaba por las redes sociales. Una maestra de una escuela del Chaco salteño pedía ropa de abrigo y calzado ante la entrada del primer frío del año. Y la ayuda llegó desde países tan lejanos como Canadá, otros imposibles como Brasil, de casi todas las provincias de la Argentina y desde toda Salta.

El pedido llegó desde la escuela 4554, del paraje San Bernardo y su anexo Alto La Sierra. Se trata de una escuela sin nombre, ubicada a unos 60 km de Santa Victoria Este y más de 500 km de Salta capital, que cuenta con una matrícula de más de 110 estudiantes, con 60 chicos en San Bernardo y más de 50 en Alto La Sierra. La institución tiene 3 maestros de grado, 2 especiales, una de Nivel Inicial y tres ordenanzas; y más del 80 por ciento de sus alumnos pertenecen al pueblo wichi.

La señorita de Nivel Inicial, Fátima Paz en una publicación en las redes sociales, fue la que detonó toda una red solidaria que se armó en torno de los niños que necesitan de todo en los parajes perdidos de nuestro monte chaqueño. Las fotos de niños descalzos, con frío, sentados en un piso de tierra, al calor del fuego a leña que calienta una olla, fueron contundentes. A casi un mes de esa publicación, la ayuda llegó.

En diálogo con El Tribuno, la docente amplió el panorama sobre la situación de la zona en donde está la escuela y aseguró que "falta de todo". Hubo dos pedidos concreto que fue alimento y la cocina y el baño de la institución.

La noticia llegó a todos lados y las situación en la escuelita comenzó a cambiar y a mejorar paulatinamente de la mano de los funcionarios del Gobierno provincial y de la solidaridad de los lectores del diario.

Ayer, la "seño" Fátima envió un audio de agradecimiento a todas esa manos solidarias que hicieron posible que los niños indígenas del monte chaqueño comiencen a mostrar fotos con rostros llenos de sonrisas.

La trabajadora de la Educación nombró a Alejandra Fernández, del Ministerio de Educación de la Provincia; a la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, quien ya le está armando los nuevos baños y la cocina; al grupo solidario Siembra Esperanza Wichi Chaco Salteño, que fue quizás el centro más grande de recolección y logística por estar ubicado en el Conurbano Bonaerense. Nombró a los delegados del Sindicato de Camiones Lucas Diz, Lucas Estigarribia, Alberto Silva, que negociaron con la patronal y convenciaron al dueño de La Sevillanita, José Ortega, de mandar un camión desde La Matanza hasta Santa Victoria Este con más de 130 bultos de mercadería, abrigo y calzado. Se juntaron con otros 50 bultos que las docentes llevaron desde la ciudad Salta. A Edesa que llegó hasta el paraje y cambió y puso en funcionamiento los paneles solares.

Fátima nombró a casi todas las provincias de Argentina, hasta de la Patagonia llegaron encomiendas. Desde puntos muy lejanos de toda América también. "También queremos agradecer a la Municipalidad de Santa Victoria Este y a la Natalí Rojas que gracias a su intermedio fue posible trasladar las donaciones hasta el paraje de San Bernardo", dijo.

 

 

Por último dejó un aviso. "Gracias a Dios y a todas las personas solidarias vamos a hacer un receso con la campaña de donaciones por es bastante lo que llegó al paraje y no queremos tener las cosas guardadas en un depósito porque siempre fue la intención entregarlas los más rápido posible. Agradecemos nuevamente a las personas que colaboraron y que iremos informando cómo estamos", concluyó la seño Fátima.

 

La historia de Tulio

Tulio Aguilar es un comunicador oriundo de Tucumán, pero que vive y trabaja desde hace muchos años en Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires, y que se puso al frente, junto a un grupo de gente, en una cruzada solidaria por los chicos del Santa Victoria Este.
“Leímos la nota en la web de El Tribuno e inmediatamente nos organizamos con mucha gente de Moreno, José C. Paz, Ramos para hacer algo por los niños que sufren del frío y de tantas otras cosas en el monte salteño. Muchos periodistas participaron, tengo que agradecer a los compañeros de América 24, me llamaron desde Brasil; hubo una movida importante”, dijo el periodista.
Explicó que armaron por zoom una reunión en donde definieron toda la logística para mandar las donaciones desde el Oeste de Buenos Aires hacia en norte de Salta.


“En un momento se juntó una gran cantidad de zapatillas, delantales y alimentos que no sabíamos cómo hacer para que llegue hasta el Chaco Salteño. Aparecieron los afiliados del Sindicato de Camioneros y consiguieron un camión de la Sevillanita que nos llevó todo. El martes de la semana pasada salió para el norte, el jueves ingresó a la provincia y el fin de semana ya estuvo en la escuela”, explicó.
“Nosotros ya estamos armando una red de amigos solidarios con el norte chaqueño y salteño para trabajar con las maestras. Nos contaron que muchas otras escuelas que vieron la movida también piden ayuda por lo que vamos a ir interviniendo junto a las docentes que son las que más saben de las necesidades del Chaco”, concluyó Tulio.

Tulio Aguilar es un trabajador de prensa autogestionado que tiene su programa “Qué hago yo, ahora?”, que se transmite por FM Lab 89.9, de Villa Luzuriaga, La Matanza. Para comunicarse su WhatsApp es +54 9 11 2334-5765.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...