El kirchnerismo impulsa un proyecto de nacionalización del litio que inquieta a las provincias del “triángulo del oro blanco”

Por Sergio Serrichio

Los primeros trascendidos e informaciones sobre un proyecto de nacionalización de “la industria del litio” generaron inquietud en Jujuy, la provincia que más ha avanzado en la explotación del recurso y en el intento de generar una “cadena de valor”.

“No estamos de acuerdo. El proyecto es inconstitucional y lo están haciendo sin plantear un diálogo; los recursos mineros son de las provincias y los estamos gestionando bien”, dijo a Infobae el secretario de Minería e Hidrocarburos de Jujuy, el Geólogo Miguel Soler, quien agregó que el Consejo Federal Minero ya planteó que muchas iniciativas en ese sentido “rayan lo inconstitucional”

“Los recursos naturales son de las provincias”, insistió el funcionario jujeño.

La idea nacionalizadora está siendo trabajada por los diputados nacionales del Frente de Todos Marcelo Koenig (Buenos Aires) y Carlos Heller (CABA), con el padrinazgo político del titular del bloque, Máximo Kirchner, y el impulso del Instituto Patria.

Desde el despacho de Heller confirmaron que el diputado (autor intelectual del impuesto a la riqueza o “Aporte Solidario y Extraordinario, que en 2020 impulsó y aprobó el kirchnerismo) trabaja en el tema, pero el proyecto está en redacción, no tiene aún “estado parlamentario” y por lo tanto no está en el ámbito de ninguna de las comisiones de la Cámara Baja.

Koenig no respondió a llamados telefónicos y mensajes a su despacho, pero en su entorno reconocieron la iniciativa y apuntaron al valor estratégico del “triángulo del litio” que forman la Argentina, Bolivia y Chile, en un contexto mundial de “transición energética” y creciente demanda del litio para la producción de baterías de uso en vehículos eléctricos.

Según informó el diario El Cronista, la idea es declarar el mineral como “recurso estratégico” lo que, con base en el artículo 124 de la Constitución Nacional, habilitaría un mayor control de la Nación sobre la exploración y explotación del recurso y mayor injerencia sobre el “triángulo del oro blanco” que forman Jujuy, Salta y Catamarca.

La iniciativa, que incluiría también crear una “Comisión Nacional del Litio” tendría el visto bueno de los ministros de Defensa, Agustín Rossi, y de Medio Ambiente, Juan Cabandié. Un aspecto complementario, en el que se trabaja vía diplomática, es la formación de una empresa binacional argentino-boliviana inspirada en el modelo de producción de Bolivia, donde el Estado tiene fuerte participación en el sector.

“Oficialmente no nos llegó nada, pero desde el punto de vista de la provincia, estamos en contra de este proyecto. Va en contra de los recursos que pertenecen a la provincia, contra nuestra cadena de valor, contra los planes de inversión y contra la Constituciòn Nacional”, dijo a Infobae Felipe Albornoz, presidente de JEMSE (Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado), un vehículo con el que el estado jujeño se asoció en proyectos de explotación del litio en la provincia. Una nacionalización, dijo Albornoz, “cambiaría el objeto y el fin de las empresas que están invirtiendo y realizando exploraciones y estudios. Las provincias que formamos el triángulo del litio, estamos trabajando en forma conjunta, pero nadie tiene información oficial sobre esto, no nos han consultado”.

Soler, el secretario de Minerìa jujeño, destacó que Jujuy, Salta y Catamarca ya conformaron una “Mesa Interprovincial del Litio”, que hace menos de diez días, el viernes 4 de junio, mantuvo su tercera reunión, en la que participaron los respectivos gobernadores provinciales, Gerardo Morales, Gustavo Sáenz y Raúl Jalil.

Invitados a la Mesa

A esa reunión fueron invitados el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, que delegó la tarea en el secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, que no pudo conectarse y delegó la cuestión en la subsecretaria de Desarrollo Minero, Laura Ropolo. Por el ministerio del Interior, que encabeza Eduardo “Wado” de Pedro participó la secretaria de Provincias del ministerio del Interior, Silvina Batakis, y también asistieron las Cámaras de Minería y de Proveedores Mineros, amén de empresas del sector, funcionarios del INTI, el Conicet y distintas universidades nacionales.

Entre otras cosas, allí se acordó trabajar en un programa de desarrollo de proveedores locales, con el consenso de empresas, trabajadores y, en principio, el Estado nacional.

Soler precisó además que tras la primera reunión de la Mesa del Litio, se elaboró un Acta, rubricada por los gobernadores, cuyo artículo 4 reza que “Las Provincias (esto es, Jujuy, Salta y Catamarca) reafirman el dominio originario sobre los recursos naturales existentes en sus respectivos territorios.”

Tras la primera reunión de la Mesa Interprovincial del Litio, se elaboró un Acta, rubricada por los gobernadores, cuyo artículo 4 reza que “Las Provincias reafirman el dominio originario sobre los recursos naturales existentes en sus respectivos territorios.”

El objetivo de la “Mesa del litio” es el desarrollo integral de la cadena de valor. Involucra todo: salud, ambiente, desarrollo, trabajo. Una salmuera en el subsuelo no vale nada, pero cuando se produce carbonato de litio es un Valor Agregado monstruoso. Queremos desarrollar la cadena de valor integral, hasta la producción de baterías y la electro-movilidad, pero para eso hay que consolidar la inversión y el trabajo de las empresas mineras”, dijo Soler, quien apuntó que en los últimos cuatro años en Jujuy se invirtieron cerca de USD 1.000 millones en proyectos vinculados al litio.

Las provincias del triángulo del litio, dijo el funcionario jujeño, sí apoyan el proyecto de ley de electromovilidad del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que no apunta a estatizar todo el proceso sino a una participación mixta en la fabricación de baterías, una de las actividades “aguas abajo” de la cadena.

En el Instituto Patria creen que limitarse a la etapa final del litio es insuficiente y que hay que controlar de cerca “el recurso estratégico”.

Inversión hundida

“Los recursos naturales son de las provincias”, insistió Soler ante Infobae. Las provincias cedieron a la Nación cierto marco normativo, expresado en el Código de Minería. “Pero estas cosas (por el proyecto nacionalizador) causan mucho revuelo en el sector minero. La minería implica hundir mucha inversión y cuando arranca necesita estabilidad para crecer. Si comienzan a nacionalizar un recurso natural, ¿qué evita que después nacionalicen otros”. Como ejemplo, mencionó el cobre, otro mineral de alta demanda en la fabricación de vehículos eléctricos (un auto a combustión interna lleva de promedio 20 kilos de cobre, uno eléctrico, 80 kilos) y cuyo precio internacional aumentó 90% en los últimos 12 meses e implica inversiones mucho más cuantiosas.x

La minería implica hundir mucha inversión y cuando arranca necesita estabilidad para crecer. Si comienzan a nacionalizar un recurso natural, ¿qué evita que después nacionalicen otros?

“Estamos en un mundo globalizado, creciendo como provincia, como región, como país, trabajando mancomunadamente y con políticas de largo plazo. Dentro de unos años podremos producir baterías, autos, pero para eso hay que desarrollar la cadena integral del valor del litio”, dijo Soler quien recordó que los planes del Instituto Patria ya incluían en 2019 la nacionalización de recursos. “Ellos plantean un país diferente, un país unitario, no federal”, señaló. Pero para el desarrollo, la inversión y la creación de empleo, concluyó, “hay que garantizar un marco de estabilidad, no andar tirando del timón a cada rato”.

Un informe del Ministerio de Desarrollo Productivo, de marzo pasado, lista 14 “proyectos avanzados” de explotación de litio en la Argentina: Sal de Vida, Pastos Grandes, Salar del Rincón, Tres Quebradas, Caucharí, Marijana, PPG (Pozuelos Pastos Grandes), Sal de Los Ángeles, Salr del Rincón (Argsy), Hombre Muerto Norte, Sal de Oro, Rincón, Pular, Río Grande y Kachi. Distribuidos entre Catamarca, Salta y Jujuy, las tres provincias que conformaron la “Mesa del Litio”, sobre los que el proyecto kirchnerista pretendería avanzar.

Cosas grandes

No son cosas pequeñas. Por caso, “Sal de Vida”, encabezado por Galaxy Resources, una multinacional del litio con origen en Australia, abarca 4.400 hectáreas del “Salar del Hombre Muerto”, entre los departamentos de Antofagasta (Catamarca) y Los Andes (Salta), con una inversión de USD 474 millones. Pastos Grandes, en Salta, abarca más de 1.200 hectáreas y una inversión de USD 410 millones, Salar del Rincón, otro proyecto en Salta, a cargo de la australiana Rincon Mining, cubre 36.000 hectáreas e inversiones por USD 720 millones, y Tres Quebradas, en Catamarca, es considerado uno de los 3 mejores proyectos del mundo para la extracción de litio de salmueras “bajo cualquier métrica”, por Waldo Pérez, el presidente y CEO de Neo Lithium, otra multinacional minera.

A su vez, un informe de la secretaría de Minería e Hidrocarburos de Jujuy precisa que la producción de carbonato por “Sales de Jujuy”, un proyecto en el que están asociados la australiana OroCobre, Toyota Tsusho y JEMSE (Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado) ya está en su fase 2 de construcción, involucra a más de 1.000 trabajadores y proyecta una producción de 25.000 toneladas anuales de carbonato de litio hacia fines de 2022, en tanto la minera Exar piensa producir otras 40.000 toneladas con una inversión de USD 640 millones y en marzo ya empleaba 1.000 trabajadores. La provincia, que en 2015 producía 1.275 toneladas de carbonato de litio, en 2019 había más que decuplicado su producción, a 13.270 toneladas, y retrocedió levemente en 2020, a causa de la pandemia.

A nivel nacional, se calcula que la extracción de litio ocupa ya a casi 5.000 personas y genera exportaciones por más de USD 200 millones y que las ventas externas podrían superar los USD 2.000 millones. Los proyectos en curso implican años y miles de millones de dólares de inversión ya hundida en las provincias del noroeste, que ahora despiertan el apetito nacionalizador del kirchnerismo.

Una anécdota referida con ciertas variaciones dice que una vez Winston Churchill, primer ministro y líder de Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, entró a los baños de hombres del Congreso inglès, vio a Clement Attlee e hizo el ostensible gesto de dirigirse a un mingitorio alejado del que estaba usando el líder laborista, que le preguntó, curioso, por qué hacía eso. Churchill le respondió, “porque ustedes, cuando ven algo grande y que funciona bien, enseguida lo quieren nacionalizar”. Y se largó a reir.

Habrá que ver quién ríe al final de la historia argentina del litio.

Infobae

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...