Las embarazadas tendrán prioridad  para vacunarse contra la COVID-19

El Consejo Federal de Salud (Cofesa) acordó ayer que todas las embarazadas tendrán prioridad para ser vacunadas contra el coronavirus, aunque no presenten condiciones de riesgo, anunció la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti.

La decisión se tomó durante la segunda reunión presencial del año del Consejo Federal de Salud (Cofesa), que encabezó la titular de la cartera sanitaria, y tuvo lugar en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada.

En ese cónclave también se acordó que cada jurisdicción intensifique el seguimiento de las personas que regresan a la Argentina desde el exterior para demorar el ingreso de nuevas variantes del virus.

El encuentro siguió a una recorrida que la ministra de Salud de la Nación hizo por el vacunatorio instalado por el gobierno nacional en el Centro Cultural Kirchner, que fue celebrado por la funcionaria por representar un lugar "emblemático" que unirá "la salud y la cultura", por el entorno en el que se encuentra.

En el encuentro Vizzotti también informó a sus colegas provinciales sobre el avance del Plan Estratégico de Vacunación en todo el país, con más de 20 millones de dosis llegadas al país y distribuidas, que permitió que "4 de cada 10 mayores de 18 años ya hayan iniciado su esquema de vacunación" , informaron desde Salud.

La recomendación

En cuanto a la recomendación de incluir a las personas gestantes sin condiciones de riesgo en esta etapa del plan de inmunización, se contó con el aval de la Comisión Nacional de Inmunizaciones.

"Ya estaba vigente la vacunación de personas gestantes con condiciones de riesgo desde febrero. Ahora se incorporan con la indicación individual de su médico tratante, más allá de tener una condición de riesgo", explicó la ministra.

En cuanto al mayor control por parte de los distritos de quienes regresan al país desde el exterior, en el encuentro de ministros se planteó la necesidad de fortalecer el cumplimiento del aislamiento domiciliario, seguimiento y PCR a los 7 días. Recién con estas medidas cumplimentadas los viajeros podrán levantar su aislamiento. Esta medida busca demorar el ingreso y circulación de nuevas variantes del virus, muchas de ellas muy peligrosas, como la variante Delta.

Así, más allá de los controles antes de embarcar y los testeos que se realizan en los aeropuertos y puertos de Argentina para detectar casos positivos de COVID-19, la ministra Vizzotti marcó la necesidad de "completar el seguimiento en las jurisdicciones del aislamiento de 10 días desde la prueba de PCR negativa en origen de las personas que ingresan al país".

Agregó que "es importante realizar el control del séptimo día con un test de PCR o prueba de antígenos".

Las autoridades nacionales solicitaron utilizar el registro de Migraciones para fortalecer la detección de los viajeros.

.

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...