Finalmente, prohibieron las carreras cuadreras del Día del Padre

Luego de la difusión que tuvieron las carreras cuadreras que se realizan en Embarcación, casi con normalidad a pesar de las restricciones por la pandemia, el intendente de esa ciudad, Carlos Funes, anunció por los medios locales que las mismas "se suspenderán a pesar que tenían todas las habilitaciones y el COE local había aprobado los protocolos específicos para esos eventos".

Funes, en diálogo con el periodista local Martín Matamoros, interpretó que lo que se difundió tuvo alguna intencionalidad política para perjudicarlo, no obstante lo cual decidió suspender la carrera que se difundía por redes sociales para realizarse el próximo domingo 20, Día del Padre.

Luego, consideró que lo único peligroso del multitudinario evento que se realizó el domingo 13 "fue la gran cantidad de público que, según se dice, asistió. Eso es un poco incontrolable", manifestó el intendente, que además es médico y por lo mismo preside el COE local.

Pronunciado aumento de casos

Pero aquí, en Embarcación, preocupa el aumento de casos de COVID-19, como sucedió en Dragones en los últimos días, localidad pertenciente a este municipio, donde los casos se iniciaron en la escuela Agrotécnica, con varios alumnos y docentes confirmados, algunos de los cuales habían participado de un encuentro deportivo en el mismo Embarcación.

De hecho fueron los mismos pobladores de Embarcación quienes difundieron imágenes de las cuadreras y también de un partido de fútbol que se realizó en la localidad de Hickman, jurisdicción también de Embarcación, donde se ve a los asistentes, algunos jugando y otros siendo espectadores, sin mantener las mínimas medidas sanitarias preventivas.

Asimismo organizaciones provinciales de proteccionistas de animales repudiaron en forma enérgica este tipo de actividades, que tienen por objeto principal las fuertes apuestas de dinero, donde los concurrentes ponen a disposición dinero en efectivo, camionetas y hasta los propios animales que son sometidos a malos tratos solo con afán de lucro.

Crueldad animal

Las carreras ahora suspendidas, si bien están prohibidas desde antes, más en el contexto sanitario actual, en el caso de Embarcación se seguían realizando sin que a nadie parezca importarle, y con apoyo del COE presidido por el intendente y consigna policial incluida.

Cabe señalar que las carreras cuadreras llevan esa denominación haciendo referencia a que se trataba de carreras cortas, derivando el término de "cuadra", una unidad de medida equivalente a 129 metros, que se utilizaba en tiempos de la colonia.

En la actualidad, las cuadreras son carreras de caballos de dos a cuatro participantes. Por lo general, se corren sin gatera y en pelo o con un pelero. Los caballos que se utilizan son mestizos, aunque también participan equinos descartados de los hipódromos oficiales. En una carrera cuadrera, el animal corre entre 200, 300, 400 o hasta 1.000 metros en algunos casos, bajo castigo de una fusta hasta llegar al final, con un gran agotamiento físico, que muchas veces termina en lesiones o, incluso en la muerte.

Los animales se desploman a la vista de todos antes, durante y después de las carreras, contaminados por todo tipo de drogas que reciben indiscriminadamente, encerrando esto el lado más oscuro de la actividad clandestina, que no es otra cosa que una ambición sin medida.

Es sabido que a los caballos se les suministran todo tipo de fármacos -anabólicos orales e inyectables- y productos de dudosa procedencia, con el objeto de explotar al máximo su rendimiento en las pistas.

Las cuadreras no discriminan canchas o localidades, los controles antidopaje no se realizan y para colmo se exhiben con toda impunidad diversas sustancias destinadas al caballo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...