Reclamo, decepción y urgencias por la segunda dosis de Sputnik V

Detrás de la carta que la asesora presidencial Cecilia Nicolini le envió a Anatoly Braverman, mano derecha de Kirill Dmitriev, CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa, se esconden una serie de motivos que preocupan y mucho al gobierno de Alberto Fernández. El principal de estos tiene que ver con la necesidad de inocular con la segunda dosis de la Sputnik V a las personas mayores de 60 años que desde hace más de 90 días esperan el segundo componente ante el peligro que representa la aparición de la variante Delta de coronavirus.

Se estima que buena parte de las personas que recibieron las Sputnik V son personas mayores de 60 años, lo que complica aún más el panorama.

Este grupo debería recibir de manera urgente la segunda dosis para estar aún más protegida de la variante Delta.

"Como le mencioné hoy, estamos en una situación muy crítica . Nosotros teníamos la esperanza de que, después de la conversación que tuvimos tú, Carla, Kirill y yo un par de semanas atrás, las cosas iban a mejorar. Pero han empeorado", sostiene la funcionaria en la carta dirigida a las autoridades rusas.

Según fuentes de Salud, unas 2,7 millones de personas mayores de 60 años ya recibieron una dosis de la Sputnik V y aguardan por el segundo componente. Dentro de este grupo, hay 800 mil a las que se le vencieron los plazos para recibir el segundo componente. Además, en el Gobierno están molestos porque Rusia tardó más de lo prometido en realizar el control de calidad sobre las dosis que envasó el laboratorio Richmond. Esperaban que eso ocurra antes del 9 de julio pero el visto bueno llegó el 15 de ese mes.

  Cecilia Nicolini, la asesora presidencial que quedó bajo todas las miradas.

En menores de edad

Otro de los motivos que llevaron a Nicolini a enviar la carta a las autoridades rusas fue la necesidad de contar con urgencia con la documentación del Instituto Gamaleya sobre la aplicación en menores de edad. "Le pedimos a su equipo que comparta un protocolo para uso pediátrico que nos permita ejecutar un estudio aquí, pero todavía no recibimos nada", lanzó la asesora presidencial. Este malestar del Gobierno obedece a que la cuestión pediátrica fue uno de los elementos que llevaron a la Casa Rosada a modificar por decreto la ley de vacunas con el objetivo de conseguir los sueros de los Estados Unidos.

Es que Pfizer ya está aprobada para su uso en menores de edad y Moderna está a punto de recibir el visto bueno de la FDA.

El escrito, originalmente redactado en inglés, plantea la preocupación de la Argentina por las demoras registradas en la entrega del componente 2 de la vacuna y ahonda en otras cuestiones que explican la preferencia geopolítica del gobierno de Alberto Fernández y el uso político que se pretendió darle a la campaña de inmunización.
 

"Recientemente emitimos un decreto presidencial que nos permite firmar contratos con empresas americanas y recibir donaciones de los Estados Unidos. Las propuestas y entregas son para este año y también incluyen vacunas pediátricas, lo que es otra ventaja", lanzó la funcionaria en la carta, lo que muchos interpretaron como una amenaza para Rusia.

La cuestión geopolítica fue el tercer elemento que motorizó el reclamo de Nicolini.

Este cuadro de situación provocó un terremoto interno en el Frente de Todos: hasta el propio Máximo Kirchner se animó a cuestionar el acuerdo con las firmas de los Estados Unidos, todo una muestra de que la Casa Rosada siempre se inclinó por la opción rusa para combatir el coronavirus.

La oposición pide explicaciones

 La oposición avanzó ayer en el Congreso con pedidos de informes y de citación a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini, con el fin de que expliquen el acuerdo con Rusia para la compra de vacunas Sputnik V contra COVID-19, tras conocer la carta enviada al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF). El interbloque de senadores de Juntos por el Cambio presentó formalmente ante la presidenta de la Cámara Alta, Cristina Kirchner, un pedido para que “cite de manera urgente” a Vizzotti y a Nicolini “a concurrir a la Comisión de Salud” para “brindar las explicaciones pertinentes en relación con las reiteradas fallas en el plan de provisión de vacunas”. La nota, firmada por el presidente de la bancada, Luis Naidenoff, y el jefe del bloque del PRO, Humberto Schiavoni, justificaron el pedido en “las revelaciones que surgen del penoso correo electrónico que ha tomado estado público”, enviado por Nicolini al RDIF.
Previamente, el bloque de diputados nacionales de la UCR, que preside Mario Negri, anunció la presentación de un pedido de informes al Poder Ejecutivo.
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...