Desde Salta, piden  leer el mensaje que  dejaron las urnas

La administración de Alberto Fernández atraviesa por estas horas momentos de extrema tensión tras la renuncia de varios ministros y funcionarios que pusieron de manifiesto las internas que dividen hoy al Frente de Todos.

Las elecciones PASO a nivel nacional fueron el detonante. Luego de la derrota electoral, el hecho de que los ministros que responden a Cristina Kirchner y a La Cámpora hayan manifestado la voluntad de dar un paso al costado si es necesario provocó una crisis interna en el Gobierno nacional.

El conflicto tiene su repercusión en Salta. El vicegobernador de Salta, Antonio Marocco, salió a bajarle el tono a la situación. Señaló que "no hay un golpe", y que solo son decisiones que tomaron los ministros.

El funcionario provincial comentó que, en su experiencia en la actividad política, cuando no hay buenos resultados "dar un paso al costado es obligatorio", y que no es necesario hacerlo con "las estridencias del caso".

Con respecto a la derrota electoral del Frente de Todos en muchas provincias, opinó: "El gobierno no ha sabido leer lo que estaba pasando en la sociedad, entonces se producen estos resultados. Y con estos resultados, que son circunstanciales, y como decimos nosotros que las PASO son una gran encuesta, hay que analizar por qué la sociedad tiene esta respuesta y esta expresión en los comicios", afirmó el vicegobernador.

Para Marocco, que los ministros presenten su renuncia después de un fracaso electoral "forma parte de la función". Analizó que el "cambio de los personajes y los actores" es una necesidad, y consideró como una decisión muy acertada por parte de los ministros la de presentar su renuncia.

"Esto no es un golpe, estoy totalmente en contra de eso. De las decisiones que toman los políticos tienen que hacerse cargo ellos y las definiciones que tome el Presidente serán una decisión de él. No hay ningún golpe en camino ni nada que se parezca", enfatizó Marocco.

Un gobierno "débil"

Desde la Unión Cívica Radical expresaron en un comunicado: "El partido gobernante debe dejar de lado sus rencillas internas y ponerse a trabajar para solucionar los problemas de la gente, respetando el mandato que tienen que cumplir hasta 2023".

"Nosotros siempre vimos que este gobierno era una coalición electoral simplemente y no había una coalición de gobierno. Se veía en la gestión. En este gobierno convive gente que no cree en la propiedad privada y gente que sí, por ejemplo. Evidentemente el domingo hubo un quiebre, la gente le puso un límite al kirchnerismo y ellos siempre están acostumbrados a la prepotencia y a la soberbia", expresó Miguel Nanni.

El presidente del partido Radical afirmó que, en vez de decodificar bien el mensaje de las urnas reaccionaron con "una bravuconada para vaciarle el poder al Presidente". Sin embargo, aclaró que esto no quiere decir que el kirchnerismo no tenga poder. Opinó que sigue siendo un espacio de poder muy importante, pero que el "poder se trasladó de la Casa Rosada al Instituto Patria".

"El kirchnerismo en 2019 salió a alquilar un candidato, no tenía uno propio... En ese cortocircuito se notó y hoy el presidente se quedó sin coordenadas del copiloto, que en este caso es más importante que el piloto, dejó de cantarle como venía la hoja de ruta, entonces se quedó solo", consideró Nanni.

El presidente del partido radical señaló que, pese al límite que le puso la gente en las elecciones, Cristina Kirchner sigue teniendo mayoría en las cámaras nacionales. En este sentido remarcó que existe un "espacio kirchnerista poderoso pero con un gobierno débil".

"Cuando vos tenés un revés electoral, escuchá lo que dice la gente. Decodificá el mensaje de las urnas de manera humilde. Lejos de eso, exhibieron una pelea interna, con lo cual se daña la gestión porque esa disputa ya no afecta tan solo al albertismo o cristinismo sino al conjunto de los argentinos, y eso es lo grave", remarcó Miguel Nanni.

Problemas internos

Carlos Zapata, recientemente electo como candidato a diputado nacional para las elecciones nacionales del 14 de noviembre, en diálogo con El Tribuno afirmó que siempre que hay elecciones en las que los oficialismos no tienen buenos resultados "los fusibles son los ministros". Para el candidato de Juntos por el Cambio+ ante una derrota electoral "es natural" que los ministros se sustituyan para cambiar el rumbo del gobierno y no hay que "interpretarlo como un golpe institucional".

"Claramente la ciudadanía que decidió expresar su postura en las urnas y se manifestó en contra de las políticas del Gobierno nacional que han significado esta situación, en favorecer a los candidatos de Juntos por el Cambio, en que a la gente no le gusta que avancen sobre sus libertades, el mal manejo de la pandemia y la economía. Ellos vinieron a llenar la heladera y le dieron polenta a la gente", dijo Carlos Zapata.

El candidato y actual diputado por Salta expresó, sin embargo, que se está queriendo "instalar" una crisis cuando hay una necesidad de "recalcular" y cambiar "los fusibles," que siempre son los ministros, ya que nunca puede ser el Presidente.

"Se está presentando desde el arco político como que Cristina (Kirchner) quiere acorralar al Presidente, cuando hay una situación natural y hay una interna kirchnerista que se está dirimiendo. El kirchnerismo quiere involucrar a toda la ciudadanía en sus problemas, cuando son ellos los tienen que resolver", dijo Zapata.

 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...