Crisis en Tucumán por la sucesión de Juan Manzur

El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, jurará este lunes como nuevo jefe de Gabinete, tras el pase de Santiago Cafiero a la Cancillería. Y en esta secuencia de liberar y ocupar oficinas y sillones, el Gobierno se enfrenta a una nueva discordia. 
Manzur había aceptado la propuesta Alberto Fernández -avalada por Cristina Fernández de Kirchner-, con una condición: que el vicegobernador Osvaldo Jaldo no lo reemplazara como establece la constitución provincial.

A comienzos de marzo de este año, la interna entre la fórmula que gobierna la provincia se recrudeció por la disputa de un puesto menor: la designación del Defensor del Pueblo. Manzur aprobaba la reelección por cinco años más de Fernando Juri Debo, sobrino del ex gobernador peronista Amado Juri. 

Jaldo, sin embargo, quería que el nuevo ombudsman fuese el legislador Eduardo “Lalo” Cobos, integrante de su bloque de aliados. Esta controversia provocó un quiebre en la fórmula que había obtenido la gobernación de la provincia en 2015 y en 2019 con más del 50% de los votos en ambos comicios. 

Cobos ganó y Jaldo demostró injerencia en el parlamento tucumano. El vicegobernador manifestaba críticas severas a la gestión de gobierno y hacía público su deseo de conducir la provincia. 

La ruptura del vínculo tuvo una confrontación cabal en las urnas el domingo 12 de septiembre: el oficialismo se dividió y Manzur y Jaldo acompañaron dos listas distintas. El ganador, esta vez, fue el gobernador.


Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...