Los 0 km de $3  millones "de lujo"

Desde ayer, primer día de septiembre, rigen las nuevas escalas de los impuestos internos para autos y motos comercializados en el país. Este gravamen, conocido vulgarmente como "impuesto al lujo", comienza a aplicarse en modelos de autos cuyos precios finales (al público), partan desde los 3,1 millones de pesos.

Esta actualización impositiva, publicada en la página oficial de la Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP) regirá hasta el 30 de noviembre de 2021 y afecta cada vez más a modelos del segmento mediano, entre los que se encuentran algunos fabricados en el país como el Volkswagen Taos, entre otros.

A pesar de calcular los valores sobre los precios de lista a consumidor final hay que aclarar dos cosas. Primero, los valores oficiales no son los mismos que los que aplican los concesionarios, que son más altos.

Segundo, y más técnico, la base imponible de estos impuestos internos se aplica sobre el "precio mayorista"; es decir el valor al que lo compran los concesionarios. Luego, estos le aplican el IVA y la comisión.

De esta manera el gráfico publicado en AFIP establece que en la primera escala, en la que se aplica un 20%, tributarán los vehículos que cuesten más de $3.100.000 ($2.216.200 para el concesionario), mientras que en la segunda escala, en la que el gravamen es del 35%, sobre aquellos que superen los $ 7.900.000 (desde $ 4.091.446 para el concesionario).

Según las listas oficiales de septiembre, hay modelos que se encuentran en el límite. Por ejemplo, un Chevrolet Cruze Premier (versión tope de gama) tiene un valor publicado de $ 3.094.900.

Tanto la gama del Toyota Corolla como del Nissan Sentra se encuentran debajo del impuesto, salvo sus versiones full.

 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...