La cesión en calidad de comodato de 15 hectáreas de tierra que serán utilizadas para la reforestación y creación de un "fuelle verde" que servirá como un escudo natural de protección frente a la posible contaminación que pudiera surgir de las empresas instaladas en el Parque Industrial ya es un trato hecho entre José Ignacio Costas, vicepresidente de la empresa MdA Livent Minera el Altiplano, y el intendente Sergio Salvatierra.

Esta necesidad de reforestación de lugares estratégicos en el municipio de Güemes fue contemplada en el Plan Desarrollo Urbano Ambiental (Pidua) elaborado en el año 2008 para alcanzar un ordenamiento físico y territorial del departamento. En dicho plan se contempla la urgencia de recomponer las porciones de bosques nativos junto a su biodiversidad, que fueron perdiendo terreno frente al constante avance poblacional.

"Recomponer la flora y la fauna local es un trabajo esencial para que haya un rotundo cambio en la calidad de vida de la población", expresó la arquitecta Estella Operti, titular de la Secretaría de Planificación Urbanística Municipal.

"Hay lugares donde se puede recomponer y se debe hacer, restablecer la biodiversidad, los árboles y la fauna para que cambie nuestra calidad de vida debe ser una prioridad", explicó Operti.

El llamado "fuelle verde" estará ubicado entre la ciudad y el Parque Industrial, y su función será la de ayudar a mitigar los efectos que las industrias vuelcan sobre la población.

Esta barrera de contención natural ocupa dos grandes terrenos con dos dueños distintos, Minera El Altiplano e Ingenio San Isidro.

El primero de ellos ya pasó a manos del municipio en calidad de comodato con la firma del convenio, allí se implementará la parte pasiva del "fuelle verde", donde se va a reforestar sin permitir ningún tipo de actividad social o deportiva, ocupando las 15 hectáreas más cercanas a las fábricas. El segundo terreno aún no fue gestionado con los propietarios de la empresa azucarera, pero en base a la predisposición que siempre han demostrado tener con aquellos proyectos que benefician a la comunidad, hay mucho optimismo sobre una respuesta afirmativa al proyecto.

Cuando el municipio cuente con la autorización, allí se instalará la parte activa del "fuelle verde", un parque que contará con espacios para el disfrute de la comunidad, con espacios para las actividades físicas y recreativas.

"Vamos a trabajar la primera parte de este fuelle verde en un terreno que pertenece a la empresa Livent Minera El Altiplano, justamente hoy firmamos un convenio que nos permitirá hacer uso de todo ese lugar, vamos concretar una forestación con especies nativas y devolver 15 hectáreas de conectividad biológica a la zona", explicó Operti.

Con el INTA

Este trabajo será el resultado de una mutua cooperación entre municipio, una empresa del medio y el INTA, cuyo personal va a colaborar diseñando el sistema de riego a utilizar, y en la selección de las especies nativas a reponer.

"Hemos aprendido mucho durante el proceso de implementación de este proyecto, estas 15 hectáreas que ponemos a disposición del municipio no estaban siendo utilizadas por nosotros, nos parece sumamente importante mantener segura a la población. Nosotros no nos consideramos una empresa que genere contaminación, hemos atravesado por muchos controles al respecto, siempre mantenemos una puerta abierta para aquellos que nos quieran visitar, cuidar el medio ambiente es para nosotros una prioridad" , manifestó el contador Ignacio Costas durante la firma del convenio.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...