La COVID golpea fuerte a las arcas de Juventud Antoniana

El despegue sigue siendo un calvario. A pocas horas del partido de vuelta frente a Unión del Norte de Tucumán, en busca del pasaje a la semifinales del torneo Regional Amateur y pensando solo en el ascenso al Federal A, la dirigencia del Centro Juventud quedó ante otra encrucijada.
Es que las nuevas medidas de restricción de público en los eventos públicos y privados a raíz del rebrote de la COVID-19, que no debe superar las 1.000 personas, ponen al club de la Lerma y San Luis entre la espada y la pared, ya que tiene a disposición unas 750 localidades para el partido de mañana, a las 22, en el estadio Padre Martearena.
Claro, que con más de 1.700 socios que hoy están al día con las cuotas, se convierte en un problema. ¿A quién se le vende finalmente?
En ese sentido, el presidente antoniano, Javier Russo, develó a El Tribuno que es un gran problema. 
“La nuevas medidas sanitarias vuelven a asfixiar a Juventud porque solo podremos vender cerca de 750 entradas en un caudal de socios que supera los 1.700 y continúa en crecimiento”, resaltó.
Cabe destacar que las entradas comenzarán a venderse el viernes a un valor de $ 1.200 (el costo del consumo de 3 cervezas en cualquier confitería).
Si bien es mejor que un aforo “cero”, y en donde se puede llegar a una recaudación de 900.000 pesos, los números siguen mal.
“Sin contar los más de 2 millones de pesos que gasta el club mensualmente en el plantel, para este partido tenemos que pensar en un gasto $70.000 en el alquiler del estadio; otro monto similar en seguridad, el arbitraje que costará unos $ 50.000 pesos y a eso se le debe sumar los gastos de ambulancias, para dar un ejemplo”, resaltó el mandatario.
De todos modos, a pesar de la tormenta económica, Russo destacó que en lo futbolístico “los jugadores están conformes y muy mentalizados. Anímicamente están bien con el nuevo técnico y la dirigencia tiene mucha expectativa en la recta final y estamos seguros que vamos a ascender, porque tenemos un buen plantel, un buen preparador físico y, sobre todo, el ánimo en alto”.

El cumpleaños, a puro hinchas

El Centro Juventud Antoniana cumplió ayer 106 años y a causa de las nuevas restricciones sanitarias se postergaron todos los festejos por su aniversario, pero los hinchas programaron su propia fiesta por el nuevo cumpleaños.
De esta manera, centenares de fanáticos se acercaron el martes a la noche al estadio Honorato Pistoia, a la espera de que el reloj marque las 0 horas del 12 de enero, para cantarle el feliz cumpleaños en medio de una lluvia de pirotecnia.
“Este año por la COVID tampoco pudimos hacer un festejo como se merece la familia. Es un riesgo muy grande y quedamos expuestos hasta para fuertes multas”, lamentó Russo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...