A seis meses de su separación, la relación de la China Suárez y Benjamín Vicuña sigue siendo noticia. Esta vez no se trata de los rumores de viejas infidelidades ni versiones de una reconciliación, el trascendido que cobró fuerza es que los actores fueron pésimos inquilinos durante los dos años que alquilaron la propiedad de Fabián Gianola.

Según se informó en el programa la Mañanísima (Ciudad Magazine), la expareja devolvió en muy malas condiciones a la casa ubicada en un barrio privado de San Jorge -en el que vive Lali Espósito-.

Vicuña pagaba 6000 dólares por mes por el alquiler de la casa y puso 9000 dólares de depósito. Y estos 9000 dólares se lo comieron todos los arreglos que tuvieron que hacer en la casa, entre ellos reponer una alfombra de lana hecha a mano que destrozó el perro de la ex pareja. 

Esta fue la última vivienda en la que convivieron los protagonistas de Terapia Alternativa. Su proyecto familiar era instalarse en la mansión que compraron en Pilar, pero ese sueño se frustró cuando decidieron ponerle fin a su relación.

La casa en la que vivieron la China Suárez y Benjamín Vicuña tiene cuatro dormitorios, un enorme living, con un hermoso hogar a leña incluido, comedor diario, playroom, cinco baños, un quincho, piscina, barra de tragos y dos cocheras.

Se trata de un verdadero caserón con 488 metros cuadrados cubiertos, situados en un terreno de 3000 metros cuadrados. La entrada es imponente: una puerta de mármol y hierro y, a un costado, una gran escalera, de los mismos materiales.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...