La intervención del fiscal penal Daniel Alejandro Escalante, se produjo tras la denuncia radicada por el acusado el 12 de enero, en la que expresó ser chofer de camión de la planta de Catamarca de una empresa multinacional de alimentos.

Indicó que durante la mañana de ese día, mientras circulaba por el paraje Cachi Adentro para realizar cobros y la entrega de productos, fue interceptado por una moto negra de gran cilindrada de la que bajaron dos hombres con cascos y ropa oscura.

Expresó que uno de ellos abrió rápidamente la puerta derecha del camión mientras el otro se posicionó en la parte izquierda para luego amenazarlo con una botella rota para que le entregara el dinero recaudado.

El denunciante afirmó que intentó defenderse y que recibió una herida superficial en el brazo izquierdo. Tras esto, sostuvo que los asaltantes huyeron a bordo de la moto y que al subir al camión notó el faltante de una mochila azul que contenía aproximadamente $300.000 en efectivo.

Diversos testimonios y elementos colectados en la investigación, permitieron advertir numerosas inconsistencias en los dichos del denunciante, por lo que se requirió que expusiera lo verdaderamente ocurrido.

Entonces, el acusado manifestó espontáneamente que tenía el dinero guardado en el camión y que lo necesitaba para afrontar los gastos de una operación para su hijo.

En presencia de testigos civiles, efectivos de la Brigada de Investigaciones secuestraron de un compartimento interno ubicado en la cámara de frío del rodado la suma de $226.000.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...