Tras su excarcelación, Marcelo “Teto” Medina estuvo en TN Central y conversó sobre la causa que enfrenta por abandono de persona y reducción a la servidumbre a partir de su participación en la comunidad terapéutica “La razón de vivir”. “Desde que me arrestaron, nunca entendí por qué”, aseguró.

El Teto explicó cómo llegó a La razón de vivir. “Hace unos años muere mi papá y caigo en una depresión grave. Yo siempre fui un tipo alegre, tomaba jugo y era deportista, pero a los 48 años entré en el mundo de las drogas. Y me encuentro que no sabía qué hacer con mi vida... La droga te lleva a un lugar donde no te importa nada, donde sos una basura y no te querés. Y además, pasa que hay que dejar el ego de lado y pedir ayuda”. En ese sentido, detalló: “Tuve la valentía de hablar con mi hija y decirle que estaba mal, que hiciera algo porque no podía conmigo. Había tenido dos o tres episodios personales de estar tirado en la cama y decir si matarse era esto, yo lo hacía”.

Casi sin pausas en su relato, Medina detalló cuál fue su puerta de ingreso a las drogas. “Conocí a una persona que estaba charlando y me dice: Pintó ahí. Mi cabeza estaba destruida, porque esto es una cuestión de autoestima, digo: Voy a quedar como un idiota, y entré. Tomé cocaína y sos Superman, es algo muy engañoso. Caminé diez pasos y me caí adentro de un pozo lleno de caca. Pude salir y ahora estoy parado en la puerta del pozo y les digo que se desvíen. Yo por las drogas perdí todo, no tengo ni auto”.

 “Llega un punto que la droga te lleva a detestarte, te odiás. Necesitás plata para comprar consumo, es lo único que te importa (...) La gente se droga porque no puede más con su vida”, analizó.

Acto seguido, contó que empezó a compartir su experiencia con otras personas. “Tenía dos opciones: vivo escondido y negando, o le explico a estos pibes que hay que ir para adelante y no tener vergüenza. Desde la vergüenza, el chico no se recupera”. “Empecé a armar grupos en muchas comunidades y con esos videos, visibilizo”, explicó.

“Nunca vi el trabajo forzoso, me parecen extrañas las denuncias. Me suena raro lo que se denuncia, los chicos me lo hubieran contado”, indicó en diálogo con los periodistas Luis Otero y Maru Duffard. Además, precisó que solo iba seis horas por semana al lugar y que su única función era ayudar a los pacientes a salir adelante.

A diferencia de las acusaciones que pesan en su contra, remarcó que no tenía un cargo administrativo en el lugar que está siendo investigado por la Justicia. “Soy la cara visible de la clínica, hago videos para decirles a los chicos que se puedan recuperar. En todas las comunidades hago lo mismo: me filmo y doy charlas”, manifestó el conductor, que estuvo preso durante seis días.

En ese sentido, explicó por qué se considera la persona indicada para acompañar a un adicto a salir adelante: “Yo salí a contar mi historia, mucha gente que no sabe qué hacer me tomó de referente. Después de haber vivido un infierno, sentí que tenía que transmitirle a los chicos como salir de ahí”.

Medina remarcó que es inocente y aseguró que está orgulloso de la manera en que lo tratan los pacientes de las distintas comunidades con las que colabora. “Los invito a ver cómo me reciben los chicos. Soy totalmente inocente. No sé de qué se me acusa”, dijo.

Al comienzo de la entrevista, Teto Medina explicó cómo fue su tratamiento para superar la adicción a las drogas y por qué eligió contarles su experiencia a personas que enfrentan la misma enfermedad. “Encontré algo que me llenó el corazón: darle charlas motivacionales a los chicos y decirles que de la droga se puede salir”, afirmó.

Y agregó: “Durante mi recuperación escuché mensajes muy pesimistas, que a los adictos se los separa y se los margina. Madres desesperadas me decían que no sabían qué hacer con sus chicos. El servicio de recuperación es así: si yo ayudo, me ayudo. La recuperación es algo muy delicado”.

Como reflexión, le pidió a la sociedad que no excluya a las personas adictas. “La droga es un problema de todos”, reflexionó. Y completó: “El adicto no se droga por deporte, se droga porque quiere tapar un dolor. Uno se droga y se lastima, el que se lastima no se quiere. ¿Por qué me drogo? Para tapar. Yo me drogaba porque me odiaba”.

Denuncia por violencia.- Por otra parte, se refirió a la denuncia por violencia de género que le hizo su ex Mónica Fernández. “Yo sé de mi inocencia, y sé que se va a probar, porque yo no hice absolutamente nada. Los que me conocen en el medio, saben que nunca tuve un problema: tengo cuatro hermanas mujeres, una hija, la madre de mi hija. Pero como no quiero seguir con esto, lo dejo en manos de mi abogado. No sé por qué ella salió con esto”. En tanto, volviendo a la causa por la que está imputado, cerró: “Me muero por ver a los chicos. Es más, sigo recibiendo mensajes”.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...