Por una vida más vivible

Podemos usar las palabras para recordar acontecimientos, reiterar fechas y números, recrear escenarios vistos y desear que no sucedan otra vez. Podemos también usar las palabras para crear posibilidades, realidades nuevas, mundos diferentes.

¿Dónde hacemos pie para crear una utopía? Puede que, en la realidad renga, en las noticias menos deseadas, en las cifras más escalofriantes. Puede que esa falta, esa necesidad, sea la base para pensar opciones, escenarios donde no exista lo que perversamente sobra.

¿Conducen hacia algún sitio las utopías? Sirven para caminar dicen algunos, alejándose siempre al paso que damos. Pero no nos dejan impávidos, quietos, de brazos cruzados, sino más bien, con las manos ocupadas en abrir caminos, en escribir, en tomar las riendas.

¿Qué tan exactas pueden ser esas utopías? Quizás el futuro no se parezca nunca a ninguna de las utopías inventadas, creadas, soñadas. Pero puede que ellas hayan sido el germen de algo de eso que es presente en el futuro. Puede que no podamos desear lo que no conocemos, y entonces ahí, nuestra limitada imaginación, aun tratando de expandirse e intentar crear algo diferente, cree algo nuevo con materia vieja, con lo conocido. Puede que sea realmente dar un paso crear algo nuevo desde lo viejo, con visos de reciclaje, de reutilizar lo que puede seguir y dejar de lado lo aberrante.

Puede que sea sensato, en un mundo acosado por la contaminación y el cambio climático, pensar una realidad reciclada. Una realidad nueva que retoma y salva lo sano y lo más vivible, para crear no desde cero, sino concienzudamente desde lo rescatable, desde lo que se mantiene en pie, desde lo que conviene salvar, desde lo poco o mucho que elegimos sostener.

La propuesta de "Diario de hoy" * que presentó el taller de escritura y lectura "Una voz que cuenta" para reflexionar sobre el "Día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres" se sustenta en esta fuerza del lenguaje, en esta posibilidad de crear una realidad más sana y vivible. Un mundo donde haya y sobre lugar para vivir en libertad.

El desafío del grupo que se reúne regularmente a leer, escribir y reflexionar fue proponer desde el lenguaje una realidad diferente, creada desde las posibilidades que dan las palabras de enunciar un futuro vivible, más acogedor, menos violento, más sano. La propuesta incluyó compartir en formato periodístico esa posibilidad de mundo y la fuerza de las palabras que permite pensarlo, construirlo y comunicarlo. Un fanzine de cuatro páginas fue el soporte elegido para vehiculizar los textos enunciados en un presente, con sede en un futuro sin fecha acorde al calendario actual, sino más bien, anclado en un tiempo nuevo, diferente.

Los fanzines se distribuyeron en una intervención en vía pública en los alrededores de la Biblioteca Provincial Dr. Victorino de la Plaza, donde fue presentado por las hacedoras del mismo acompañadas por público invitado para tal ocasión.

El espacio de lectura y escritura "Una voz que cuenta" lleva más de seis meses de trabajo continuo con auspicio de la Secretaría de la mujer género y diversidad, quien acompañó la propuesta de "Diario de hoy" como parte del calendario de eventos para conmemorar el 25 de noviembre.

Dice Marge Piercy, en el prólogo que escribió en 2016, en una nueva reimpresión de su libro "La mujer al borde del tiempo" publicado por primera vez en 1976 "El objetivo de crear futuros es hacer que la gente pueda imaginar qué quiere y qué no quiere que pase, y quizás hacer algo respecto"

Hacer algo al respecto es lo que sigue, la tarea de cada día.

(*) "Diario de hoy" puede descargarse gratuitamente desde: https:// drive.google.com /file/d/ 1YM0rWllXczdUIr_ EtT9shpJ9hJOpdBhy/view

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...