Denunciaron a un fiscal por incumplimiento de deberes

Carlos Condorí desapareció hace siete meses en la zona de El Mollar, jurisdicción de Rosario de la Frontera, y su familia aseguró que después de haber descubierto ciertas irregularidades ya no confía en la Justicia ni en la Brigada de Investigaciones de la Ciudad Termal.

Hace siete meses, el 17 de abril, Carlos Néstor Condorí, de 78 años de edad, desapareció junto a su caballo y dos perros en la zona de El Mollar, lugar donde trabajaba como cuidador. Su familia realizó las denuncias correspondientes y aseguran que en el lapso posterior a la desaparición de Condorí hubo varias irregularidades que los llevaron a desconfiar de la Justicia y de la Brigada de Investigaciones de Rosario de la Frontera.

Ante esta situación, días atrás José Luis Condorí, sobrino del desaparecido, denunció al fiscal Oscar López Ibarra, quien está a cargo de la causa, por "incumplimiento de deberes de funcionario público".

"Dadas las circunstancias de la desaparición de mi tío en el mes de abril y lo poco que se sabe hasta la fecha, que ya es mucho tiempo, decidí realizar la denuncia en el Poder Judicial de Salta contra el fiscal López Ibarra, porque él nunca nos dio una solución en este caso y la investigación no avanzó nunca en nada", manifestó a El Tribuno José Luis Condorí, sobrino de don Carlos.

Y recordó que "desde que se hizo la denuncia en la comisaría Nº 31 pasó a manos de fiscales y la Brigada de Investigaciones y tampoco se avanzó en absolutamente nada. Lo único que hacían era tenerme con vueltas cada vez que iba a averiguar cómo seguía el caso y en la Fiscalía tampoco nos decían ni nos informaban nada sobre la búsqueda".

Facsímil de la denuncia presentada por los Condorí.

"Las respuestas que me daban era que ya se iban a organizar, que iban a buscar personal de Metán o de Salta y así me tenían. Con vueltas y versos, hasta que un día enviaron a la policía a mi casa, donde vivo con mi madre de 81 años de edad. Cuando llegaron nos dieron vuelta las cosas, a mi madre y a mí nos insultaron sin importarles su edad ni su condición, le revisaron todas y cada una de sus pertenencias como si ella o yo fuésemos los delincuentes", declaró amargado el sobrino del desaparecido.

"En esa ocasión hasta me quitaron mi teléfono, que yo necesitaba para mi trabajo, y al día de hoy nunca me lo devolvieron, a pesar que yo lo necesito para poder seguir trabajando porque es mi herramienta, pero ellos no lo quieren entender", lamentó el vecino.

Condorí contó que la policía buscaba la tarjeta de cobro del desaparecido, porque días antes debió extraer del cajero el dinero de su tío, ya que por las distancias siempre era él quien sacaba la plata para luego entregárselo a don Carlos cuando podía bajar de los cerros.

"Siempre he cobrado el dinero de mi tío, nosotros hemos vivido juntos toda la vida. Yo era una persona de confianza para él, nuestra familia es muy chica y somos muy unidos", señaló el denunciante.

Sobre la extracción del dinero, declaró que "saqué el dinero de dos meses porque estaba seguro que mi tío regresaría y, si me preguntaba, lo tendría a mano", dijo.

"Hubo situaciones harto sospechosas" 

"La verdad que no entiendo cómo es que llevan a cabo la investigación, en vez de buscarlo a mi tío vinieron a nuestro domicilio a irrumpir, a detenerme y a dar vuelta todo. La cuestión es que a partir de ese día, que fue en junio, se paralizó todo del todo, no movieron un solo dedo y no volvieron ni a verme ni a decirme cómo sigue la causa", indicó el sobrino del desaparecido.

En cuanto a la postura del fiscal López Ibarra, manifestó que "es una persona que no debería estar en ese lugar, porque él como funcionario está incumpliendo su función. Cuando mi madre se acercó a la Fiscalía a preguntar el porqué de mi detención, le contestó que no tenía tiempo, que no era su problema y que no le importaba si ella estaba enferma".

"Y con lo de mi tío, el fiscal prácticamente hizo abandono de persona, porque a estas alturas, a más de siete meses de su desaparición, ya se perdió toda evidencia, sin contar que en el medio hubo abundantes lluvias", relató.

"Ahora, como hice la denuncia, recién salieron a iniciar una búsqueda. Supuestamente lo están buscando desde hace un par de días pero yo y mi familia ya no podemos confiar en López Ibarra. Cómo voy a permitir que siga con el caso. Lo que quiero es que ese fiscal sea removido y que la causa pase a otras personas más responsables", pidió José Luis Condorí.

Finalmente recalcó que "no queremos a este fiscal en la causa. Desconfiamos de muchas cosas y tenemos mucho miedo de que invente alguna otra cosa, así como hizo ese día con el allanamiento en mi casa o el que hizo en la casa de mi hijo, sin ninguna orden".

"Incluso a la policía yo le pasé pruebas, información sobre algunos robos que había en la zona donde trabajaba mi tío, en especial al agente Barraza de la Brigada, pero hizo oídos sordos", dijo.

Nadie investigó

Respecto del accionar del personal de la Brigada, Condorí dijo que "solamente me decían que no podía ir a hacer las verificaciones de los vehículos en los que estaban robando los animales vacunos, porque no estaba a cargo de eso".

"Es raro que no le informen a un superior de un hecho así. Hasta le ofrecí ir en mi auto y no había manera, no querían hacer nada. Creo que la persona que está involucrada en esos robos es la responsable de la desaparición de mi tío. Y si el oficial Barraza en esos momentos hubiera actuado hoy el caso de mi tío ya estaría resuelto, porque iban a dar con esa persona. Por eso, el pedido es que López Ibarra y los demás oficiales de Brigada sean apartados", dijo Condorí.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...