“La sustentabilidad es ambiental, económica y social o no es sustentabilidad”

Leonardo Pfluger asumió hace poco más de un mes como director nacional de Producción Minera Sustentable. Antes, estuvo unos 15 años en el Ministerio de Ambiente de la Nación. Por su especialidad en gestión ambiental y administración pública tendrá un rol protagónico en la puesta en funcionamiento de la Mesa Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad (Memac), una iniciativa que se habilitó en febrero y que se empezará a cuajar en los próximos meses para responder inquietudes y tomar sugerencias entre los distintos actores de la sociedad en relación a una actividad que tiene la potencialidad de convertirse en una gran industria generadora de trabajo y divisas para el país. En ese desarrollo, la sustentabilidad es clave.

¿Hay contradicción al unir los términos productividad y sustentabilidad?

Tengo una mirada productivista en general, no solo relacionado a la actividad minera sino a todas las actividades productivas, porque soy un convencido que la mejor forma de proteger al ambiente, la mejor forma de lograr sustentabilidad es a través de generar desarrollo, que implica generar empleo, producción y recursos, ingresos fiscales para fortalecer el Estado porque sin un Estado con capacidad para gestionar para controlar no hay protección ambiental que valga. No vamos a encontrar ningún país del mundo con el PBI per cápita equivalente al de Argentina que no tenga una amplia lista de temas ambientales que constituyen una gran deuda para la sociedad. Entonces pensar en resolver los problemas ambientales desde una posición de subdesarrollo es algo imposible. Soy un convencido de que tengamos una política pública muy productivista, con todos los cuidados y resguardos ambientales necesarios. Eso me parece fundamental.

¿Cómo se compatibiliza esa mirada con el cuidado del medio ambiente, más en este tipo de actividad que siempre está en el ojo de la tormenta por parte de ciertos gru pos ambientalistas?

Es un rubro que lamentablemente está desde hace muchos años estigmatizado, muy injustamente a mi entender. Conozco mucho a este sector y a otros sectores productivos y puedo decir con total seguridad que el desempeño ambiental de la actividad minera, si bien tiene muchísimo por mejorar, hoy está dentro de lo mejor que tenemos en nuestro país. Tiene un nivel de desempeño mucho mejor al de la mayoría de las actividades productivas. En ese sentido hay que pensar en la sustentabilidad vista en sus tres dimensiones, la económica, ambiental y social, porque muchas veces se habla de sustentabilidad ambiental y no existe tal cosa. La sustentabilidad o es ambiental, económica y social, las tres juntas e interrelacionadas o no es sustentabilidad. Eso es así de simple. 

¿Cómo entendemos la sustentabilidad en el rubro minero?

Muchas veces hay una confusión relacionada con el tema del hecho de que es una actividad que se trata del aprovechamiento de recursos no renovables y se entiende que eso de alguna manera la define como una actividad de por sí insustentable, lo cual a mi entender es totalmente erróneo, porque si de la renovabilidad de los recursos dependiera la conclusión obvia es que el ser humano de por sí es insustentable desde la Edad de Piedra básicamente. Hoy no hay ninguna actividad de ninguna naturaleza que no dependa de recursos no renovables. Por ejemplo, se habla de las energías renovables como la energía solar y eólica que se basa en una fuente energética renovable como es el viento y el sol, pero eso no se puede aprovechar a menos que no exista la infraestructura, que tengas los molinos eólicos, los paneles solares fotovoltaicos y eso demanda una gran cantidad y una creciente cantidad de recursos minerales que no son renovables, con lo cual de forma directa o indirecta todas las actividades humanas dependen de recursos no renovables. La sustentabilidad pasa por otro lado. Nosotros tenemos una definición que si bien hay algunas escuelas minoritarias de pensamientos que pueden llegar a cuestionarlas, tenemos una definición del concepto desarrollo sustentable que está aceptada casi universalmente, de hecho está consagrada en documentos de Naciones Unidas e incluso está consagrada en nuestro marco regulatorio nacional y se entiende al desarrollo sustentable como aquel que satisface las necesidades presentes sin comprometer las capacidades de las generaciones futuras de satisfacer su propias necesidades. En ese sentido si nosotros vemos cómo estamos hoy y cómo están nuestras generaciones presentes y en qué medida están satisfaciendo sus necesidades, la conclusión evidente es que hoy no tenemos sustentabilidad, eso se cae de maduro y nadie lo podría negar. Independientemente de cómo produzcamos, el hecho de tener a una gran cantidad de compatriotas bajo la línea de la pobreza hace que podamos afirmar con absoluta certeza de que no tenemos desarrollo sustentable hoy, porque no estamos satisfaciendo nuestras necesidades presentes. Ahora bien tampoco podemos llegar a una instancia de llegar satisfacer las necesidades presentes sin contemplar las necesidades futuras y ahí es donde entra el rol indelegable del Estado que tiene que ver con el hecho de garantizar que las actividades productivas que se desarrollan hoy en día y que generan impuestos, producción y desarrollo de proveedores, como lo hace por ejemplo la minería, se desarrollen por un lado sin impactar significativamente el ambiente, porque impacto sobre el ambiente tenemos con cualquier tipo de actividad, la clave acá es que no sean impactos significativos. Y al mismo tiempo el Estado, y es el mayor desafío, tiene que garantizar que los beneficios económicos que esas actividades producen para el país, beneficios basados en un recurso no renovable, no se extingan en la generación presente. Que sean beneficios económicos que produzcan un legado a futuro.

Y cómo apuntalan eso para que no sea pan para hoy y hambre para mañana..

Te lo voy a plantear primero con una analogía que la que uso siempre. Suponte que heredas la joya de tu tatarabuela, que viene pasando de generación en generación y no tenés ningún enlace emocional por así decirlo con las joyas y en algún momento decidís venderlas. Qué se pueden hacer con las joyas que la tenés por única vez y no se van a reproducir, entonces vos podés agarrar dentro de la joya de la abuela y con esa plata me voy a Miami y la reviento comprando cualquier cosa o la opción dos es en lugar de hacer eso hago una inversión productiva, me compró un camión, por ejemplo, para poder desarrollar un emprendimiento de logística, me pongo un negocio, un emprendimiento y con eso lo que hace es garantizar que esa joya de la abuela se tradujera en una actividad productiva que va a dejar un beneficio que se prolongará en el tiempo. Con la actividad minera, o lo mismo puede llegar a pasar con cualquier otra actividad basada en la explotación de un recurso no renovable, pasa exactamente lo mismo. Si los beneficios económicos de la actividad minera lo usas para gastos corrientes de capital del día a día, ya sean gastos de las provincias o Nación, entonces no estás dando un uso muy sustentable a esos recursos.El rol de administrar los recursos y los beneficios económicos es indelegable de los estados nacional y provincial, entonces me parece que el plus de sustentabilidad al que tenemos que aspirar pasa por ese lado.

¿Cómo están articulando ese trabajo con las provincias, hay algún lineamiento?

Tenemos muchas iniciativas de trabajo tanto de la órbita social como de la órbita ambiental, con las que se trabaja codo a codo con las provincias. Y te doy algunos ejemplos, en este momento estamos trabajando junto con el MInisterio de Ambiente de la Nación, las provincias y empresas mineras en un relevamiento acerca del perfil de emisiones de carbono del sector industrial, con la intención de a partir de una suerte de línea de base empezar a desarrollar medidas tendientes a reducir la huella de carbono de la actividad minera, que hoy ya es muy baja. De hecho, la actividad minera tiene un potencial altísimo para contribuir a la reducción de las emisiones de carbono de todos los sectores productivos, porque sin el litio, sin el cobre y sin muchísimos de los minerales que se producen gracias a la minería no existiría transición energética, electromovilidad, no existiría ninguna posibilidad de generar un abandono gradual y creciente de los combustibles fósiles, así que con solo proveer los materiales, la minería está haciendo una contribución fenomenal. Pero no se termina ahí la cuestión, porque la minería obviamente tiene que dar el ejemplo y tiene que empezar a transitar ese camino de la transición energética, cosa que ya se está haciendo en muchos de los proyectos mineros que tenemos en funcionamiento en el país, que están incorporando de manera creciente fuentes de energía renovable. Muchas veces se piensa a la sustentabilidad en términos absolutos, o una actividad es sustentable o no lo es, un sector es sustentable o no lo es, una empresa es sustentable o no lo es, y la realidad es que esto no es un blanco o negro, la sustentabilidad es un gradiente, es algo que va creciendo y hoy podemos pensar estar en un estadío de sustentabilidad con la aspiración de crecer en ese nivel. Ese es el desafío y a lo que apuntamos es ser cada vez más sustentables en las tres dimensiones, en la económica, la ambiental y la social.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...