Tres minutos para actuar: el 98% de los casos de muerte súbita ocurre en la vía pública

Los especialistas la definen como una muerte inesperada, rápida y natural. Un episodio de muerte súbita ocurre cuando el corazón se detiene de forma abrupta. En el caso de no recibir atención médica en los próximos cuatro minutos, las posibilidades de sobrevivir son muy pocas. Los médicos sostienen que es clave que en sitios de mucha concurrencia haya desfibriladores, ya que esto podría salvar vidas.

El cardiólogo Federico Sanmillán contó a El Tribuno que, ante un evento de muerte súbita, hay una "ventana de oro" de tres minutos para actuar y ayudar a la persona, no solo para salvar su vidas, sino para que quede en un buen estado neurológico. El médico ofreció un dato que reafirma la necesidad de reforzar las áreas cardioprotegidas: el 98 por ciento de los casos de muerte súbita ocurre en la vía pública.

En la ciudad de Salta, en 2019, la Municipalidad capitalina hizo efectiva la reglamentación de la ordenanza que establece que los lugares públicos o privados con alta concurrencia están obligados a contar con desfibriladores externos automáticos (DEA).

"¿Por qué es importante que la gente haga cursos de reanimación cardiopulmonar (RCP) y aprenda a usar el desfibrilador? Porque en ninguna ciudad mediana o grande las ambulancias pueden llegar antes de los ocho minutos, por lo tanto no basta con tener un buen servicio de emergencias. Uno tiene tres minutos para actuar", expresó el médico.

La reanimación cardiopulmonar es importante, pero debe complementarse con la desfibrilación, que consiste en administrar al corazón una descarga eléctrica controlada con un dispositivo. Aunque la utilización de un desfibrilador es muy sencilla e intuitiva, se necesita un mínimo entrenamiento. Es por eso que son tan importantes las capacitaciones que realizan los profesionales.

Este fin de semana, en el Club Social y Deportivo Las Costas, se realizó la novena edición de la feria "Livingroom Salta". En este espacio, Federico Sanmillán y Marcelo Romero Andersson, director de una organización dedicada a la formación en primeros auxilios, dieron ayer una capacitación sobre zonas cardioprotegidas y cómo utilizar los desfibriladores.

"En ese contexto, la única posibilidad que existe de que alguien pueda ayudar a una víctima de muerte súbita es un espectador. Una persona común que no tiene nada que ver con un servicio de salud pero que ha recibido un curso y sabe qué tiene que hacer. Esa persona activa el sistema de emergencia, llama al 911, e inmediatamente se pone ha realizar masajes cardíacos hasta que llega el desfibrilador", narró.

Al 85% de las personas que sufre muerte súbita, cuando se le realiza un electrocardiograma, se detecta una arritmia que se puede solucionar con el desfibrilador. Sanmillán explicó que liberando un "choque" con ese aparato se puede "resetear" al corazón y que supere ese ritmo anormal, que no sirve para enviar sangre a todo el cuerpo, especialmente al cerebro. "Por eso es tan efectivo hacer RCP con desfibrilador, ayuda muchísimo a salvar vidas", expresó el médico.

Las zonas protegidas

Sanmillán es director de Cardiología de Unidades de Atención Médica (UAM) y contó que tiene a cargo 10 zonas cardioprotegidas. Están en el mercado San Miguel, la Secretaría de Turismo de la Municipalidad, el Concejo Deliberante, hotel Sheraton (3 ), el Teleférico Salta (2) y los cinco clubes de rugby de la ciudad (Gimnasia y Tiro, Jockey Club, Universitarios, Tiro Federal y Tigres). Indicó que también hay desfibriladores en el aeropuerto Martín Miguel de Gemes, el Shopping Alto NOA y los estadios Delmi y Martearena, pero no están a su cargo.

Una cifra que se debe actualizar es la de la cantidad de personas que fallecen por episodios cardíacos. Según datos publicados en 2019 por la Sociedad Argentina de Cardiología y la Fundación Cardiológica Argentina, en el país mueren alrededor de unas 40.000 personas por año.

"Por eso es tan importante hacer promoción de las maniobras de RCP y del uso del desfibrilador externo automático. Por eso es tan importante que se informe en estos eventos masivos donde hay mucha gente. Ayuda muchísimo a la promoción de esta temática, porque la tendencia mundial en ciudades grandes es que cada vez haya más áreas cardioprotegidas, que se vayan sumando para que uno tenga muchas más chances de ayudar a una víctima de muerte súbita", aseguró.

El uso del desfibrilador es simple, pero se necesita un curso para usarlo de la manera correcta. "Es muy importante la difusión, pero también sería fundamental que haya una política de Estado, así realmente este sueño que tenemos de que Salta sea una ciudad cardioprotegida sería más cercano, porque ahí podemos llegar a muchos más lugares", finalizó Sanmillán.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...