No tiene DNI y no lo encuentran en el Registro Civil: la dura historia de un trabajador rural

Vive el día a día, está en situación de calle, con problemas de salud y no tiene DNI. Se trata un hombre mayor de edad que trabaja en el campo y se hace llamar Juan Infrán, pero en los registros oficiales no existe. 

Juan está radicado en Aguaray, pero nació en Campichuelo, un paraje del departamento General San Martín. Esa es prácticamente toda la información que conoce sobre su vida. 

Ramón Bonifacio, un vecino de la localidad norteña, empleado municipal y quien fuera compañero de tareas de Juan, intentó ayudarlo pero como no obtuvo las respuestas que buscaba en los organismos oficiales, acudió a El Tribuno.

“Él no recuerda cuándo nació, no recuerda casi nada. Solo sabe que se llama Juan y se acuerda que vivía en Campichuelo”, explicó.

“Actualmente vive en Aguaray, lo conocí en el campo cuando estaba de casero en una finca. Trabajó con nosotros. Y como yo tenía la oportunidad de viajar a Salta, me ofrecí a ayudarlo. Fui a la Junta Electoral y al Registro Civil pero no hay existencia de él”, añadió.

Ramón asegura que Juan debe tener “unos 60 años” y que está indocumentado desde hace mucho tiempo. 

“Él si tenía DNI, me contó que cuando trabajaba de bagayero (en Aguas Blancas), en uno de los cruces en el río Bermejo perdió su documento. Lo perdió al cruzar el río y de ahí quedó en esta situación”, contó Ramón.

Según Juan, era joven cuando le sucedió esto y jamás intentó obtener un nuevo DNI. 

Cuando Ramón vino a Salta se dirigió al Registro Civil, donde le informaron que no lo encontraban en sus archivos. “Yo había llevado unos papeles que me había facilitado Juan pero no lo encontraron. Me pidieron que busque otra documentación, como la partida de nacimiento”. 

Según relató Juan en algún momento, cuando era joven trabajó en los aserraderos de la zona de Pichanal. “Dijo que trabajó para la familia Escabuzzo. Quizá ellos podrían tener otros datos, pero yo no tuve la oportunidad de ir a verlos”, manifestó Ramón.

Con respecto a su salud, Ramón recordó que un par de veces tuvieron que llevar a Juan al hospital porque se le había subido la presión. En el establecimiento sanitario lo atendieron pese a no tener su documento. Esta es una de las tantas urgencias por la que Juan necesita recuperar su identidad. 

Por último, Ramón contó que Juan recuerda a sus padres y que su domicilio era en Campichuelo, donde actualmente residen poco más de 100 familias. Pero de muy joven se fue de esa zona. 

Campichuelo es un paraje ubicado a 14 kilómetros al norte de Embarcación, sobre la ruta 34. Las raíces de Juan están en ese inhóspito lugar. Es la única certeza que tiene en la actualidad. 

Esta dramática historia se publicó el viernes en la web de El Tribuno, tras lo cual, personal de la Dirección del Registro Civil se comunicó y se interiorizó nuevamente por este tema. 

“La subsecretaria (María Fernanda Ubiergo) pidió que ubiquemos a este señor y le solucionemos su problema”, dijeron desde el organismo. 
Ayer, Ramón le dio la buena noticia a Juan y contó que se emocionó al enterarse que recibirá un nuevo documento. 
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...