"Gololo se había  mandado una cagada"

Un vecino de la zona donde en 2018 asesinaron a Agustina Fernanda Nieto, su cuerpo fue hallado en una casa abandonada de San Benito, declaró en la jornada de ayer en la Sala VII del Tribunal de Juicio. El testigo contó cómo se enteró del crimen. Se trata de las últimas audiencias de debate seguida contra Joaquín Octavio Viñabal (25), alias "Gololo", por homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y por femicidio.

Faltan que declaren tres testigos -uno de identidad reservada- hoy se daría por concluida la etapa de recepción testimonial y fijarían fecha para los alegatos.

El vecino que declaró ayer dijo conocer a Gololo, el testigo fue convocado por la fiscalía tras un testimonio brindado en 2018. Refirió que tras dos semanas del homicidio -Viñabal ya estaba detenido- escuchó de boca de V. la versión de lo que habría ocurrido la madrugada del 10 de noviembre de 2018 en la casa abandonada de San Benito. V. es uno de los testigos que todavía no fue ubicado. "Un jueves, V. me dijo que Gololo estaba con C. en un baldío. Con ellos estaba una chica flaquita (la víctima). Me dijo que Gololo se había mandado una cagada, que se habían "moqueado'. Según V., la chica le había sacado un par de bolsitas de pasta base a Gololo y él empezó a exigirle que se las devuelva. V. dijo que le tenían tapada la boca y que le pegaron con un bloque en la cabeza. Después, cuando la estaban por violar, V. decidió irse".

El juicio es presidido por el juez Federico Diez. Interviene la fiscal Mónica Poma y en la defensa del imputado está Roberto Reyes.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...