Octorina Zamora: Se fue una defensora de los pueblos originarios

Falleció en la madrugada de ayer Octorina Zamora, reconocida dirigente de los pueblos originarios, referente de los derechos humanos en la provincia y el país y, en particular, férrea defensora de la reivindicación ante el Estado de los derechos de las mujeres e infancias wichi. Se hallaba internada desde hace algún tiempo a causa de una dolencia que acabó con su vida en la madrugada de ayer a las 5.30.
En febrero de este año, Zamora había participado de la Primera Asamblea General de Mujeres Indígenas de la Ruta 81 “Nehuayiè-Na’tuyie thaká natsas-thutsay-manses”, en Pluma de Pato, donde ofició de coordinadora, intérprete y referente wichi.
En la oportunidad abordaron las problemáticas que afectan a todos las comunidades del departamento Rivadavia y fundamentalmente a las mujeres indígenas. Durante el encuentro se planteó la necesidad de crear a nivel provincial un comité de emergencia por la violencia contra los niños, niñas, adolescentes y mujeres indígenas. Octorina Zamora manifestó que era imprescindible la formación, concientización y prevención sobre delitos sexuales, enfatizando en casos de extrema violencia con víctimas de femicidio e infanticidio.
Sin dudas, los pueblos originarios de Salta han perdido una de sus principales referentes y una luchadora incansable por sus derechos y el de todas las mujeres.
El INAI le hizo entrega en vida de un diploma de Honor a la Lideresa del Pueblo Wichi en reconocimiento a su trayectoria y compromiso en la defensa de los derechos de las comunidades y pueblos originarios.
Su hija, la doctora Tujuayliya Gea Zamora, publicó un emotivo mensaje en las redes: “En qué espacios, en qué dimensiones, que no sean solo las de la memoria, podré ver tus huellas para seguirlas? Te espero en sueños, en ese lugar de encuentro, de sanación y de advertencia que me enseñaste a valorar; esa dimensión que ahora anhelaré y resguardaré para estar contigo siempre iakhá”.
Entre los recuerdos que aparecen en la vida de Octorina están los reportajes donde contaba su militancia desde niña. “Yo milito desde los trece años, con la base de la educación de mis padres. Yo vengo de una familia de shamanes, que siempre ha vivido perseguida por la iglesia anglicana, que nunca aceptó a la familia de los sabios wichí”, aseguraba.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...