"Temo que otro niño se electrocute como mi hija"

Hoy se cumplen cinco meses de la muerte de Irina, una niña de 10 años quien falleció al trepar un árbol y tocar un alambre electrificado que lo atravesaba. Ocurrió en febrero pasado, en el barrio El Mirador, en la zona este.

Su madre, Silvina Ibáñez, clama justicia y asegura que hay varias irregularidades en la causa.

"Esa tarde me llamaron y me dijeron que mi hija había fallecido por electrificación en el hospital. Salí como loca de mi casa. No entendía nada", contó la mujer, de 45 años, con profundo pesar.

Y añadió que tras la muerte de su hija, tenía dos opciones: "Llorar, olvidarme de mis otros tres hijos e internarme en un psiquiátrico o luchar para cambiar las cosas y que no hayan más casos. Tengo miedo de que a otro niño o niña le pase lo mismo que le pasó a mi hija. Opté por la segunda. Me puse a leer, investigar y descubrí que no hay leyes en Salta sobre seguridad eléctrica. Me contacté con un especialista de Córdoba y estamos trabajando en el tema", relató Ibáñez.

A los 15 días desde la muerte de Irina, un niño de ocho años murió electrocutado en el barrio Castañares cuando jugaba con amiguitos y sufrió una fuerte descarga eléctrica al tocar un tablero.

"Yo no podía creer la pesadilla que estábamos viviendo, otra mamá con mi mismo dolor. Mi objetivo es que no vuelva a pasar. En ese caso también ocurre lo mismo: quieren multar solamente al consorcio y no a la empresa responsable", hizo hincapié Silvina.

Suelta de globos

Irina hubiese cumplido 11 años el 2 de junio pasado. Para recordarla, su familia organizó ese día una suelta de globos violetas y rosados en el barrio Pereyra Rozas, donde residen.

"Ella era una nena muy alegre, cariñosa, con un corazón enorme, amaba los animales. Hacía poco tiempo nos habíamos mudado a Pereyra Rozas y ella estaba feliz con su dormitorio. La extraño tanto", relató a El Tribuno Ibáñez, al borde del llanto.

La familia asegura que no se investigó a fondo el caso y se opuso a la forma en que la fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Verónica Simesen de Bielke, había solicitado a principio de abril pasado un requerimiento a juicio en contra de María Delma Caballero, la dueña del inmueble donde se encontraba el árbol en cuestión, por homicidio culposo y lesiones leves. Finalmente, dicho requerimiento fue rechazado por el juez de Garantías 3, Antonio Pastrana.

La familia de la niña fallecida asegura que hubo demoras para las pericias, que no preservaron la escena y que retiraron pruebas.

"No puede haber una única imputada, que además, por su avanzada edad, ya que tiene 83 años, nunca podría haber hecho la supuesta mala conexión. Aquí faltan pruebas, hay más culpables", aseguró Ibáñez.

Sostuvo que ahora la fiscal apeló esa nulidad.

"Cuando mi abogado, Marcos Isa, fue a presentar los requerimientos para iniciar nuevamente la investigación nos damos con que la fiscal había apelado la nulidad dictaminada por Pastrana. Es algo increíble. En lugar de investigar, apela. El martes pasado me reuní con ella y me informó que va a recusarse para mi tranquilidad pero ya hizo demasiado daño en esta causa. A cinco meses de la muerte de mi hija seguimos en la nada", señaló.

  Irina tenía diez años y murió electrocutada. 

El hecho

El 3 de febrero pasado, alrededor de las 18.15, Irina se encontraba jugando en la calle Pacheco de Melo 260 con su hermano, de 8 años, y otros vecinos. En determinado momento se subió a un árbol para sentarse, tocó con su mano un alambre y se desvaneció. Tras varios intentos, el padre de la niña, Isaac Pérez, pudo rescatarla despegándola del alambre. Le practicó RCP. La niña aún se movía. Un vecino los trasladó al centro de salud de Autódromo y luego fue derivada a la terapia del hospital Materno Infantil. Falleció a las 19.50 por un paro cardiorrespiratorio por electrocución.

Según la querella, hay contradicciones en los informes: mientras uno de Bomberos señala que hubo una mala conexión de un cable, otro informe de la prestadora del servicio de electricidad sostiene que hubo un amarre del cable a un alambre como si se tratara de una conexión clandestina.

"La empresa tiene que dar explicaciones", sostuvo Ibáñez.

Por este motivo la familia solicita nuevas inspecciones oculares o reconstrucción de carácter urgente.

Para evitar otras tragedias

- Mantenerse lejos de instalaciones en mal estado y evitar conductas de riesgo.

- No tocar instalaciones eléctricas

- No trepar a postes ni árboles en contacto con la red eléctrica o cercanos.

- Respetar los carteles y los vallados en las obras de reparación en calles y/o veredas.

- Las cajas de tomas o de medidores deben encontrarse cerradas, y solo pueden ser manipuladas por personal autorizado por la distribuidora con los elementos de protección.
- No manipular cajas o medidores ante la falta de suministro.

- Los tendidos aéreos de media y alta tensión se encuentran alejados a fin de proteger a las personas contra descargas por proximidad. Respetá esta distancia.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...