La sangre hallada en la casa de los Peralta era del peluquero asesinado

Estudios comparativos realizados por el Departamento Técnico Científico del Servicio de Biología Molecular Forense del Cuerpo de  Investigaciones Fiscales (CIF) confirmaron que en las muestras de sangre halladas detrás de la puerta de acceso principal del interior de la vivienda de los Peralta, hay compatibilidad con el perfil genético perteneciente al asesinado peluquero, Víctor René Córdoba.
Lo que reafirma que la víctima fue atacada y violentamente golpeada adentro de la casa ubicada en el barrio Parque, en la zona norte de Metán. Además hace caer la coartada y la hipótesis del suicidio de los acusados. Porque la detenida esposa del peluquero, Macarena Peralta, denunció que luego de los sucesos Víctor llamó por teléfono a su padre y que le manifestó que se mataría.
El peluquero Víctor René Córdoba, de 27 años, murió el pasado 22 de abril luego de agonizar cuatro días en el hospital San Bernardo. La muerte de Víctor, de 27 años, conmovió a Metán ya que era un vecino muy querido. Su suegro, José Luis “Gallina” Peralta, de 59, quien es propietario de una radio, y su hija Macarena, de 25, permanecen detenidos por el crimen del peluquero a disposición de la Fiscalía Penal 2, a cargo del fiscal Gonzalo Gómez Amado.
El Tribuno accedió extraoficialmente a la información en la que se da cuenta que también se halló sangre humana en un pantalón joggings negro, talle XXL, que coincide con la de Córdoba, según los estudios de ADN comparativo.
En ambos casos se obtuvo un perfil genético mezclado en el que se observan a dos aportantes, pero el otro arrojó resultado desconocido.

Macarena Peralta y su padre José Luis Peralta

Lavaron y limpiaron todo
Luego del brutal ataque que sufrió Córdoba la casa, la camioneta Ford Ecosport negra de Peralta y las pruebas fueron lavadas y limpiadas, según confirmaron los investigadores del caso.
Los hisopados levantados del baúl, de una manija interior, del freno de mano, de la pedalera y del volante del vehículo, donde la prueba de luminol dio positivo, no contienen sangre, según la metodología empleada para su determinación.

 

Comenzó como un caso de violencia de género
El mismo lunes 18 de abril, luego de los sucesos, a las 17.03, Macarena Peralta radicó una denuncia por violencia de género y amenazas en contra de su esposo, Víctor Córdoba, en la comisaría 30 de Metán.
En la denuncia dijo que su padre, José Luis Peralta, le entregó un celular de su pareja, quien lo tenía escondido porque se mandaba mensajes y fotos con otra mujer.
Macarena dijo que le reclamó a Córdoba y que luego le pidió que se retirara del domicilio y que el joven, ahora fallecido, comenzó a alterarse y rompió el vidrio de una ventana. Denunció que luego agarró un cuchillo de la cocina con el que amenazaba con quitarse la vida. Posteriormente relató que su padre logró quitarle el cuchillo y que Víctor intentó autolesionarse con los vidrios y que José Luis Peralta también se los quitó.
La denunciante aseguró que Córdoba cuando se retiró del inmueble dijo: "Si no me mato voy a volver a hacer cualquier cosa o a quitarte la criatura", en referencia al hijo que tuvieron con su esposa Macarena Peralta y que vivía con ellos en la casa en la que ocurrieron los incidentes.

La mujer dijo que posteriormente Víctor llamó por teléfono a su padre y que le manifestó que se mataría.

La casa de los Peraltas
 

Peralta tenía una mano lastimada
 

La situación de los detenidos e imputados por homicidio calificado, padre e hija, es cada vez más comprometida. En las últimas horas se supo que “Gallina” Peralta presentaba un corte en una de las manos, lo que confirma su participación en el crimen de su yerno.
Un testigo clave del caso es Willians Nelson Contreras, quien era amigo de Víctor Córdoba.
En su declaración testimonial en la Fiscalía Penal 2, dijo que el día de los sucesos, a las 14.39, Víctor lo había llamado diciéndole "que le habían pegado su mujer y el suegro, y que lo habían agarrado porque supuestamente le habían encontrado mensajes de otra chica en el celular". Luego Córdoba le dijo a Contreras que fuera a buscarlo en la costanera del río Conchas, porque estaba mal.
El amigo llegó a los pocos minutos y lo encontró en la segunda garita, tirado en el piso, contra la pared. En su declaración dijo que la víctima se estaba ahogando y que no podía respirar, por eso lo llevó en moto al Hospital del Carmen, donde le tuvieron que hacer maniobras de resucitación por su grave estado. Luego lo trasladaron al hospital San Bernardo de Salta capital.
Contreras sostuvo que Víctor le dijo que el suegro lo había golpeado con un palo de escoba y que la mujer le quiso cortar el "cogote". Además le comentó que el suegro le había pegado un botellazo en la cabeza.

 

Una “batalla” legal

En el marco de la investigación del asesinato del peluquero Víctor René Córdoba se desató una verdadera "batalla legal"; con criterios diferentes entre el Poder Judicial y el Ministerio Público Fiscal sobre la detención de la suegra de la víctima, Mariela Cuevas, quien fue aprehendida y luego liberada debido a que no hubo imputación por parte de la Fiscalía interviniente.
Ante la liberación de la mujer el abogado querellante, de la familia de la víctima, Federico Delgado, presentó en la Unidad Fiscal que ahora investiga el caso, integrada por los fiscales Nicolás Rodríguez y Gonzalo Gómez Amado, un pedido formal de imputación de Cuevas.
"Se encuentra acreditado sobradamente que la señora Mariela Soledad Cuevas estuvo perfectamente situada en la escena del crimen", dijo Delgado en la presentación del documento.
En un procedimiento inusual, sin precedentes en el Distrito Judicial del Sur, el abogado querellante, Federico Delgado, había solicitado la detención directamente al Juzgado de Garantías 2, que estaba a cargo en ese momento en forma interina del experimentado juez, Mario Herminio Teseyra. El abogado fundamentó que lo hizo ante la falta de respuestas de la Fiscalía. Teseyra hizo lugar al pedido y ordenó la detención de Cuevas, pero luego la tuvo que liberar ante la falta de acusación por parte del fiscal Gómez Amado.

Una apelación
Por eso el querellante, al insistir con la detención de Cuevas, presentó una apelación ante la Fiscalía de Impugnación 1 de Salta capital.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...