¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Aseguran que el niño muerto en el Bº Solidaridad era maltratado

Leonel Guillermo Francia, de 11 años, murió en circunstancias que se investigan. Su madre, Lidia Cardozo (41), quedó detenida. Vecinos apuntan contra ella.
Sabado, 02 de septiembre de 2023 00:00

Un niño de 11 años, Leonel Guillermo Francia, murió en circunstancias que se investigan en el barrio Solidaridad, en la zona oeste de la capital salteña, y su madre, Lidia Cardozo, de 41 años, quedó detenida.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un niño de 11 años, Leonel Guillermo Francia, murió en circunstancias que se investigan en el barrio Solidaridad, en la zona oeste de la capital salteña, y su madre, Lidia Cardozo, de 41 años, quedó detenida.

El jueves al mediodía la mujer llegó al hospital Papa Francisco con el niño ya fallecido. Una médica dio el alerta, ya que tenía escoriaciones en brazos, piernas, lesiones en el pie, un hematoma en el lóbulo frontal derecho de la cabeza, sangrado de oído y una herida abierta en el mentón. El menor quedó en la sala de shockroom.

Su madre manifestó que se levantó a las 7, junto al niño, quien "luego subió a la planta alta de la casa, que se encuentra en construcción, y volvió diciendo que se había golpeado. Se recostó a dormir y vi que tenía lastimado el lado derecho, a la altura del ojo. No fue a la escuela, se quedó recostado en la cama. Cuando lo quise despertar para desayunar no volvió a contestar ni a moverse".

Aseguró que le pidió ayuda a un albañil para llevarlo hasta el hospital en su camioneta.

Una fiscal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas dispuso el traslado del cuerpo del niño a la morgue. El caso fue caratulado como muerte dudosa.

La vivienda donde ocurrió el hecho está ubicada en la manzana 444 B, lote 3 de la cuarta etapa. Tiene tres plantas. La tercera estaba en construcción. En la planta baja funcionaba un corralón y ferretería llamado "Soli Fran", propiedad de Cardozo. La casa tiene dos accesos, uno por la avenida Ennio Pontussi y el otro por la parte posterior, sobre la calle C115.

Dolor e indignación de los vecinos 

Vecinos del lugar expresaron su dolor e indignación. "Tenemos mucha bronca. A Leo siempre lo veíamos trabajando en el corralón. Vivía encerrado. No lo dejaban salir. No sabía lo que era jugar con amiguitos, tener un regalo, un Día del Niño o de Reyes. Levantaba y cargaba cosas, herramientas, como si fuera un esclavo", relató un vecino, quien pidió preservar su identidad por temor a represalias.

"Lo veíamos moreteado en los brazos, el ojo, la cara. Una vez andaba con el brazo enyesado. Siempre aparecía golpeado, pero parece que ella lo amenazaba para que no dijera nada. Entonces el decía que se había caído", contó.

En tanto, otra vecina aseguró que "ella (por la madre del niño) ya tenía denuncias de la escuela, del director, porque un día el chiquito fue golpeado y contó que su mamá le había pegado. Esto fue hace meses. El nene iba a la escuela ARA Gral. Belgrano, que está a seis cuadras de su casa".

Aseguró que por ese motivo la Policía fue a la vivienda. "Sabían todo. Un asistente social también vino. Hay antecedentes de lo que pasaba, entonces ¿Por qué no se lo quitaron si había denuncia? La Justicia esperó que muera para recién venir a hacer las cosas. El papá de él raras veces venía. Es inentendible".

"Se sentía cómo lloraba"

Los vecinos contaron que varias veces escucharon cómo la mujer le pegaba al niño. "Se sentían los ruidos, como lloraba, pero nadie hizo nada y ahora quieren hacer todo".

La data de muerte es clave en el caso. Los vecinos plantearon que: "Si ella dice que se despertó a las 7 y que un rato después el nene subió a la planta alta y volvió diciéndole que se había golpeado ¿Por qué no lo llevó urgente al hospital? Porque aquí la vimos abrir el corralón a las 9, como si nada hubiera pasado, y nosotros nos enteramos después de las 11, por la Policía, que Leo estaba muerto".

Trascendió que vecinos del lugar le comentaron a otros residentes que escucharon gritos del niño durante el miércoles por la noche. "Por eso nosotros no creemos la versión de que el nene se haya caído del techo", sostuvieron.

"El nene se levantaba todos los días a las 7 a sacar los candados de las puertas para que su mamá abriera a las 9, pero el jueves no lo vimos. El último día que lo vimos fue el miércoles al mediodía, cuando llegó de la escuela", señalaron.

Recordaron un hecho del verano pasado. "Hacía más de 30 grados de temperatura y ella le dio un pedazo de cerámico a Leo para que vaya a desmalezar los yuyos que habían crecido a la orilla del cordón cuneta. Parecía que se iba a desmayar. Queremos que ella pague lo que hizo con la criatura, que no salga y que la muerte de Leo no quede en la nada", finalizaron.

 

PUBLICIDAD